Los Archivos Secretos de Sherlock Holmes: El Caso de la Rosa Tatuada

Los Archivos Secretos de Sherlock Holmes: El Caso de la Rosa Tatuada - La Caza del Espia Alemán

De nuevo Holmes en un caso de lo más misterioso. Junto con su compañero Watson investigará hasta dar con el asesino...

LA CAZA DEL ESPIA ALEMAN

De vuelta al 221B, Holmes habla con Wiggins sobre política económica y alemanes sospechosos. En el laboratorio, examina la fórmula. Tras probar y oler el documento de la fórmula, se decide a analizarlo.

Holmes echa agua destilada en la jarra, y añade sulfato de hierro. Luego usa las tijeras en la fórmula para cortar un pedazo, y lo tira en la jarra. Luego usa nitrato de hierro en la mezcla. Queda claro que la fórmula fue fotocopiada (con el sistema de la época, claro).

Holmes visita a Hemmings para inspirarse. Tras mirar la cámara pequeña y recoger un lápiz, habla con él, abre la caja pequeña, carga la máquina, la recoge, y tras hablar con Watson, abandonan el local..

Tras pasar por el 221B, la Sra. Hudson les trae una tarjeta : pueden ir a visitar al Káiser Guillermo.

En el Kensington Palace, y tras hablar con Watson, examinar el busto del Káiser y blandir el sable, Holmes habla con el Káiser de tonterías hasta pedirle hablar con franqueza, le explica la existencia de un agente de Bismarck que actúa en Inglaterra por libre, le muestra la foto del alemán sospechoso que el Káiser identifica, y éste le facilita algunas costumbres de Moellendorf.

Vuelta a 221B para instruir a Wiggins sobre el alemán ; tras subir al piso, la Sra. Hudson les trae recado de Farthington para ir a ver a Bledsoe a su despacho.

En el despacho de Farthington Holmes interroga a Bledsoe. Tras irse comprueba Holmes el cenicero para comprobar qué tipo de tabaco fuma el hombre este.

Vuelven de nuevo al 221B, para descubrir a Virgil sólo. No quiere explicar lo que ha pasado, así que tras hablar con Jonas, Holmes suministra una ración de caramelos de menta al chaval para que se mentalice, y le vuelve a interrogar. Tras aflojar más pastillas de menta y seguir el interrogatorio. Tras hablar con Watson, se largan los dos al aeródromo de Croydon.

Watson hiere de un certero tiro en el hombro al espía alemán, que iba de incógnito, camuflado, casi imposible de identificar. Holmes recoge del suelo la espada, la blande y la examina : encuentra dentro una fotografía de la fórmula. Luego interroga a Moellendorf hasta que éste se suicida hábilmente. Tras arrancar del suelo el clavo que sujetaba una de las amarras del globo, registra Holmes al coronel muerto, la cesta, recoge su contenido, lo mira y se lleva la pistola. Luego se encamina al cobertizo en llamas, dónde, tras examinar la bufanda de Wiggins, aplica el clavo enorme en el candado, y regresan todos juntitos al 221B (se le puede hacer una foto al coronel en el momento apropiado).

Super Arcade Soccer

Hoy quiero contaros de un indie que llegó a mis manos de forma casual. Estaba viendo uno de los estupendos directos de chicasgamers.com, una página sobre videojuegos que os recomiendo mucho, y el caso es que me estaba gustando bastante el direc...