España

CET

República Checa

BALONMANO | EUROPEO FEMENINO

España, obligada a puntuar

Las Guerreras deben ganar o empatar ante la República Checa (18:15, TDP) para avanzar de ronda; si caen, eliminadas. A su rival solo le vale el triunfo.

0
España, obligada a puntuar
REUTERS

Las Guerreras, en su tercer encuentro, afrontan su día más decisivo de Europeo hasta el momento: están obligadas a puntuar para estar en la segunda fase que arranca el jueves. En esta primera criba inicial avanzan tres de los cuatro equipos del grupo. De cara a la siguiente ronda, se arrastran los puntos conseguidos ante los rivales que también avanzan y se forma otros dos grupos de seis: España se juntaría con las tres clasificadas del grupo A.

De esta forma, Rusia y Suecia ya tienen su puesto asegurado mientras que España y República Checa se juegan hoy el último billete. Las Guerreras todavía no han logrado ganar en este Europeo al igual que su rival de hoy, colista, pero con opciones. España debe ganar o empatar para avanzar de ronda y entraría a la siguiente fase con un punto, el logrado ante Suecia. Para la República Checa las cuentas son claras solo les vale la victoria. Eso sí, avanzarían sin puntos.

Las Guerreras no quieren cábalas y prefieren asegurar logrando el triunfo. “Viendo la ilusión que mostró el equipo ante Suecia para levantarse de la derrota ante Rusia estoy seguro que lo sacaremos adelante”, dijo el seleccionador, Carlos Viver, que catalogó como “punto de oro” el logrado ante Suecia. Silvia Navarro, que tuvo un 42% de efectividad con 15 intervenciones ante las escandinavas, está sosteniendo a España desde la portería: “El equipo está animado y depende de nosotras. Tenemos que estar muy atentas porque sino pueden dar la sorpresa”, dijo la valenciana del Rocasa en la previa.

Jerabkova, en ataque, y Kudlackova, en la meta, son las estrellas de una República Checa que no se mide con España desde 2006. Ayer, Países Bajos, que dejó sin oro mundial a España hace un año, sumó otra derrota en un Europeo totalmente impredecible. Mientras, las Guerreras siguen haciendo piña en su burbuja de Silkeborg, a una hora en autobús de Herning, sede de los partidos. "Está todo controlado, estamos bien resguardadas, la organización lo está haciendo muy bien y eso es importante”, coinciden. Ahora falta rematar en lo deportivo. La segunda fase espera.