Finalizado

COPA DE LA LIGA | CHELSEA 1 (4) - ASTON VILLA 1 (3)

Kepa se agiganta: héroe en los penaltis y a octavos

El Chelsea necesitó los penaltis para batir al Villa. El portero de Ondárroa vuelve a ser determinante en una tanda, donde detuvo un penalti decisivo.

Londres
0
Kepa Chelsea 2021
@ChelseaFC

El fútbol tiene cosas reservadas para Kepa Arrizabalaga. Puede no haber tenido la mejor de las suertes desde que llegó a Inglaterra, pero, desde que se ha calmado, desde que tiene la templanza de asumir que lo que se pagó por él no tiene que definirle, el ex del Athletic de Bilbao parece otro. Hoy, en su segunda titularidad consecutiva por la lesión de Mendy, no consiguió dejar la portería a cero como el fin de semana, pero paró un penalti decisivo en la tanda para dar el pase al Chelsea a los octavos de final.

La copa siempre deja este tipo de cosas. Oportunidades para los menos habituales, y, como siempre, jugadores que las aprovechan más y otros que lo hacen menos. Igual que Kepa se volvió a reivindicar con un nuevo partidazo, no solo en la tanda sino también durante los 90 minutos, Werner, otro que tampoco la está oliendo este curso, aprovechó lo poco que tuvo para abrir el marcador con un buen tanto de cabeza en la segunda mitad.

A pesar de que el alemán apenas tocó balón hasta ese momento, su gol fue trascendental para desatascar el encuentro, mientras que el español, que ya dejó la puerta a cero el fin de semana, sacó varios balones de mucho mérito, entre ellos un mano a mano al borde del descanso que habría puesto muy cuesta arriba la eliminatoria.

En la zona de los grises se movieron, sin embargo, Hudson Odoi, que no estuvo mal, pero que sigue sin explotar en ese crack que se esperaba, y Saúl Ñíguez, que sigue sacudiéndose el 'cholismo' de encima a la espera de poder adaptarse a la Premier. Otros, como Chilwell, que disputaba sus primeros minutos de la temporada, todavía tienen que coger el ritmo, pues las jugadas más reseñable del inglés incluyen una que a punto estuvo de colarse en su propia portería y un disparo al larguero en la tanda de penaltis.

Lo que no pudo detener ni siquiera Kepa fue el espectacular cabezazo de Cameron Archer a la escuadra de su portería. El chico, que solo tiene 19 años, lleva cuatro goles en dos partidos de Copa de la Liga, y en su haber honorífico ya tiene el haber hecho levantarse eufórico al mismísimo heredero al trono de Inglaterra.