ATLÉTICO DE MADRID

Lemar apunta a 'leyenda' en el mejor momento como atlético

El francés está a cinco partidos de los 100 como rojiblanco. Titular en los ocho últimos de Liga, dio su primera asistencia en la competición desde el 24 de abril de 2019.

Lemar, con el Atlético.
Alex Caparros Getty Images

Thomas Lemar es un hombre nuevo. Con confianza, seguridad en su juego, mentalidad ganadora, continuidad, compromiso con el equipo y una intensidad que hasta ahora nunca se había visto, el francés pasa por su mejor momento como rojiblanco cuando se sitúa a cinco partidos de los 100 como atlético, algo que da derecho a una placa en el Paseo de las Leyendas del Wanda Metropolitano

Si Vitolo era con diferencia el jugador más cercano a lograrlo, el canario solo ha participado en los dos partidos de Copa de los últimos once en los que ha estado disponible para Simeone. El '20' está desaparecido del mapa cuando acumulaba 96 partidos en el club, por los 95 de un Lemar que lo ve mucho más cercano después de ser titular en ocho partidos de Liga consecutivos por primera vez desde su llegada desde el Mónaco.  

Y esa versión es la que se está consiguiendo encontrar. La del club monegasco donde era un jugador fundamental en las transiciones ofensivas, enlazando el centro del campo con la delantera gracias a su calidad. Lemar ha encontrado su lugar en este nuevo sistema de Simeone, en un puesto más centrado y cercano a Koke, el jugador que mueve al equipo. El Cholo ha renunciado a sus pivotes, situando como ancla al capitán, para dar acomodo al '11'. Ante el Valencia, el francés puso el centro con el que João Félix empató el partido con un remate acrobático en el primer tanto de saque de esquina del Atlético este curso y la primera asistencia de Lemar en Liga desde el 24 de abril de 2019, curiosamente también contra el conjunto che, en aquella ocasión para Griezmann. 

Tras un año pasado a cero (ni goles ni asistencias), Lemar se ha ido reencontrando. Volvió a ver puerta contra el Valladolid un año y medio después y repetiría en Copa ante el Cardassar. También asistiría a João en Champions ante el Salzburgo. Pero su principal cambio ha sido mental. Ahora se le ve liberado y convencido en lo que hace. Es el primero en presionar, hacer la cobertura y sacrificarse por el equipo. Gracias a su viveza, se adelantó a Maxi Gómez en una jugada donde el colegiado señaló juego peligroso de Lemar, pero bien pudo ser penalti.

El propio futbolista lo explicaba en France Football: "Había una falta de adaptación por mi parte. Lo dije. Me ha costado mucho tiempo adaptarme al sistema y al estilo de juego del Atlético. Ahora que entiendo y comprendo mejor todo, las cosas van mucho mejor. Siento que tengo este ADN en mí. Tengo en mí eso de pelear por todos los balones, que soy un conquistador, que siempre quiero ganar, que siempre estoy en la presión, que siempre estoy en los duelos, que siempre juego hacia adelante. Eso es el Atlético. Y ahora que he entendido y asimilado todo eso, lo estoy dando todo y está saliendo bastante bien en el campo en los últimos meses. Estoy muy contento".

Lemar ya se siente importante en el vestuario (está ejerciendo de traductor entre Dembélé y Simeone) y mira con ilusión a la próxima Eurocopa. El francés es una de las grandes recuperaciones en la plantilla de Simeone. Su transición ha sido mucho más larga de lo esperado, pero con 25 años ha encontrado su lugar en el equipo. Y un jugador de tal calidad puede ser determinante. El Cholo sabe que es su momento, y por eso no para de exprimirle en este periodo de la temporada. Parece que por fin, el mejor Lemar ha llegado al Atlético cuando está a punto de convertirse, por lo menos numéricamente, en leyenda rojiblanca.