ATLÉTICO DE MADRID

Marcos Paulo, el Atlético sigue muy atento a Sudamérica

El club se aseguró los servicios del brasileño de 19 años. Con Simeone se han multiplicado las apuestas: Giménez, Correa, Lodi, Nehuen, Borré, Werner...

Marcos Paulo celebra un gol con Fluminense.
@FluminenseFC

El Atlético tiene un nuevo fichaje, aunque no será inmediato. Como adelantó Goal, Marcos Paulo, se convertirá en nuevo jugador rojiblanco el próximo verano, cuando acaba contrato con Fluminense. Una apuesta a largo plazo, ya que con solo 19 años ha sido una de las sensaciones del conjunto brasileño en los últimos meses, algo que había despertado el interés de múltiples equipos europeos. Internacional con Portugal Sub-19, cuenta con la gran ventaja de no ocupar plaza como extracomunitario. 

Delantero, habitualmente partiendo como extremo izquierdo, Marcos Paulo podría salir cedido en verano en busca de una primera experiencia en Europa. El Atlético continúa así con su política de incorporaciones, buscando en Sudamérica jóvenes promesas que puedan explotar en el futuro. Casos como el de Giménez o el de Ángel Correa (este mucho más consolidado cuando se le incorporó) que han acabado haciendo historia en el club. El propio central uruguayo cumplió recientemente 200 partidos como rojiblanco.

En los últimos mercados de fichajes es habitual ver al Atlético tratando de hacerse con la próxima perla sudamericana. Lodi es el último jugador de la primera plantilla en llegar directamente desde Brasil, cuando se destapó como lateral izquierdo en el Athletico Paranaense. Cerca estuvo de acompañarle su hasta entonces compañero y gran amigo Bruno Guimarães. El Atlético tenía un derecho de tanteo sobre el pivote y a última hora quiso ejercerlo cuando ya tenía todo firmado con el Olympique de Lyon, pero el centrocampista prefirió mantenerse en su acuerdo con los franceses después del gran interés que habían mostrado por él. 

También Lautaro Martínez estuvo a punto de convertirse en rojiblanco, pero cuando estaba todo acordado con uno de sus agentes, sería el Inter el que saldría vencedor de la subasta en la que se convirtió el pase del argentino, ahora toda una estrella en Italia. El madridista Reinier también estuvo en la agenda colchonera. Los que si llegarían serían otros tres fichajes desde Argentina. Además de Correa, que había despuntado en San Lorenzo, Kranevitter firmaría procedente de River por 8 millones, Axel Werner del Atlético Rafaela (0,8) y Nehuen Pérez desde Argentinos Junior (2,5 millones). Los dos primeros llegaron a debutar como rojiblanco, pero no tuvieron continuidad. El central de 20 años se encuentra cedido en el Granada y hay grandes expectativas puestas en él. 

Con Emiliano Velázquez, firmado desde Danubio por un millón, se intentó encontrar un nuevo Giménez. El central no llegaría a debutar con el primer equipo del Atlético tras ir enlazando múltiples cesiones. Actualmente milita en el Rayo Vallecano. Desde Colombia se firmaría a Santos Borré, por aquel entonces delantero del Deportivo Cali y que ahora brilla en River. Tampoco llegó a debutar como rojiblanco, aunque el Atlético se guardó un porcentaje de sus derechos. Y desde Norteamérica se incorporaría al Mexicano Raúl Jiménez. En su año de rojiblanco solo marcó un gol, pero se ha destapado como anotador en el Wolverhampton. 

Todos ellos jugadores jóvenes, con gran potencial que algunos consiguieron explotar como rojiblancos, otros lo hicieron fuera y otros no llegaron a cumplir las expectativas. Una política de fichajes donde la inversión es muy inferior a la oportunidad que ofrecen para el club colchonero. Ahora se espera que Marcos Paulo pueda plasmar en Europa todas aquellas virtudes que le han convertido en una pieza importante en Fluminense pese a ser de la generación del 2001 (el próximo lunes cumplirá 20 años). Un jugador con gran potencial y una nueva adquisición desde Sudamérica para el Atlético.