ATLÉTICO DE MADRID

Lemar explica su transformación: "Ahora sí tengo el ADN Atlético"

El francés está siendo una de las revelaciones del equipo y ha concedido una entrevista a France Football donde analiza su transformación y mira al futuro y a la Eurocopa.

Lemar, en un entrenamiento del Atlético.
PEPE ANDRES DIARIO AS

Thomas Lemar es una de las revelaciones de la temporada en el Atlético. De casi desahuciado a indiscutible para Simeone, con un rendimiento en el centro del campo que todos esperaban. El futbolista, de 25 años, ha concedido una entrevista para France Football donde analiza esta transformación y mira hacia el futuro.

Momentos de dudas en el Atlético

"Había una falta de adaptación por mi parte. Lo dije. Me ha costado mucho tiempo adaptarme al sistema y al estilo de juego del Atlético. Ahora que entiendo y comprendo mejor todo, las cosas van mucho mejor. Siento que tengo este ADN en mí. Tengo en mí eso de pelear por todos los balones, que soy un conquistador, que siempre quiero ganar, que siempre estoy en la presión, que siempre estoy en los duelos, que siempre juego hacia adelante. Eso es el Atlético. Y ahora que he entendido y asimilado todo eso, lo estoy dando todo y está saliendo bastante bien en el campo en los últimos meses. Estoy muy contento".

Trabajo duro

"Cuando terminaba de entrenar, me iba a casa, trabajaba, me obligaba a hacer sesiones extras. El confinamiento me permitió recuperar la forma. He trabajado mucho en mis puntos débiles. Quería centrarme en mi trabajo para volver a jugar, divertirme más, volver a mi nivel y jugar en el Atlético. Dependía de mí. No podía culpar a nadie. Yo era quien estaba en el campo".

Conversaciones con Simeone

"He hablado mucho con el entrenador. Me preguntó qué podíamos hacer para mejorar mi situación. Me escuchó, le escuché, siempre le dije que era un jugador de eje, por dentro. Después, si me ponía en la izquierda, daba lo mejor de mí, sin problemas. A la derecha, lo mismo. Pero me sentía más cómodo en el centro. Quería reencontrar mi estilo, mi forma de jugar. Este cambio al medio me permite ser más libre, redescubrir mis fases de juego, puedo ir a la izquierda, a la derecha, mantener el balón, tocarlo más a menudo, en lugar de una vez cada quince minutos en un lado".

Otro reto: la Eurocopa

"La selección francesa es muy importante para mí. Yo solía ir allí. Me ha tocado ahora no estar en Clairefontaine con mis compañeros. Pero también me impulsó mucho. Tengo muchas ganas de volver allí, de superarme a mí mismo para volver y alcanzar mi objetivo, que es la Eurocopa. Tengo ese objetivo en un rincón de mi cabeza. Cuando las cosas no iban bien, pensaba en ello y eso me empujaba a superarme aún más. Me encanta esa camiseta azul".