FÚTBOL FEMENINO

La incertidumbre crece en la Primera Iberdrola: vaivén de protocolos, partidos aplazados...

La pandemia azota a la Liga, con nueve partidos aplazados cuando aún no se ha cumplido ni la jornada 7. A partir del 14 de noviembre, los test serán obligatorios.

Lluís Cortés, entrenador del Barça, durante un entrenamiento.
FC Barcelona Femenino

Con un Clásico a la vuelta de la esquina (miércoles, 19:00), la COVID-19 parece haber robado el protagonismo incluso a esta gran cita en la Primera Iberdrola. La Liga se está viendo adulterada por una falta de gestión común y estable de la pandemia, con el vaivén de protocolos y el consiguiente malestar de jugadoras y clubes. Muchos reclaman un plan más viable para llegar a ese 50% de los partidos que evite que la Liga se dé por nula, mientras que la situación se complica jornada tras jornada en medio de esta segunda ola en la crisis sanitaria mundial.

Con el Sporting-Madrid CFF pendiente de su aplazamiento oficial, el número de duelos suspendidos ascenderá a once. Un hecho que comienza a pasar factura a la Primera Iberdrola, con el calendario apretado y un protocolo, elaborado por el Consejo Superior de Deportes (CSD) y reforzado por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) que cambiará el 14 de noviembre. A partir de entonces, será obligatorio realizar test a todas las jugadoras antes de los partidos. Pero, las dudas continúan en el protocolo, que deja en mano de las comunidades autónomas las limitaciones en cuanto a la cuarentena y plan a seguir en caso de detectar un positivo y contactos estrechos.

Una Liga adulterada

Con esta situación, hay que ver cómo se encajan de manera urgente los partidos aplazados para que la competición no se vea más alterada. Cabe recordar que las fechas brillan por su ausencia, puesto que hay fechas de selecciones, la final de la Copa no disputada en la temporada anterior, la Supercopa, jornadas de Champions para Barça y Atlético y la presente edición del torneo copero, que sólo la disputarán los ocho mejores equipos de la primera vuelta.

Además, si esto continúa así se pueden producir ciertas ventajas en el desarrollo de la Liga. En el caso del Rayo, va a llegar a la jornada 8 con dos partidos jugados y podría saber qué puntos debe hacer para quedar fuera de peligro en el caso de que estos partidos se celebren más adelante. Es un ejemplo de muchos, puesto que sólo seis equipos suman los seis partidos celebrados hasta la fecha. En este sentido, hay que apuntar que la RFEF indicó al principio de esta temporada que la Liga se dará por nula, sin campeón ni ascensos o descensos, si no se disputan por causa mayor (COVID-19) el 50% de los partidos antes del 30 de julio. Si se juegan más del 50% de los partidos, se tendrá en cuenta la clasificación, con la posibilidad de atender al coeficiente para resolver el campeonato.

El Espanyol viajará a Badajoz días después de notificar positivos

Además del Sporting-Madrid CFF, ya hay un partido aplazado de manera oficial para la próxima jornada (Rayo-Depor), que tendrá lugar este miércoles y jueves. Quedaría por saber qué ocurrirá con los encuentros que disputarán el Espanyol y el Levante, que suspendieron sus últimos partidos por positivos en sus plantillas. En el caso del equipo perico, se ha informado de la intención de viajar a Badajoz y disputar el encuentro ante el Santa Teresa, apenas tres días después de ese número indeterminado de positivos en COVID-19 detectado en una prueba de antígenos realizada el sábado por la mañana. Según pudo confirmar AS de fuentes solventes, las personas que dieron positivo se encuentran aisladas, tal como estipulan los protocolos sanitarios, de modo que el grupo pueda desarrollar los entrenamientos con normalidad.

Tampoco parece que tenga problema el cuadro granota, que comunicó y aisló a sus positivos hace una semana. La entidad valenciana, que ya había aplazado anteriormente su encuentro ante el Real Madrid por un positivo en su plantilla, no jugó sus partidos frente al Sevilla y el Barça. Así, se espera que las de María Pry puedan continuar con la competición. Sí que seguirán aisladas las jugadoras del Madrid CFF, que notificó un caso positivo el pasado sábado y tiene que cumplir una cuarentena de 10 días, tal y como estipula la Comunidad de Madrid. Y, todo estará pendiente de saber si hay algún contratiempo de última hora, con positivos de algún otro club que provoque el posterior aplazamiento de su partido.

Protocolo reforzado de la RFEF: los test pasan a ser obligatorios el 14 de noviembre

Todo este panorama ha generado un contexto de incertidumbre para todos sus clubes y jugadoras, con el miedo de repetir una suspensión de la temporada, como ya sucedió en la anterior campaña. Tras haber comenzado la Liga sin un protocolo que exigiera test obligatorios para todas las jugadoras, muchos de sus integrantes reclaman un plan adecuado a las circunstancias, en el que se puedan realizar test para asegurar un resultado negativo y evitar aislar a toda la plantilla. Sí que es verdad que certificar que no hay positivos será esencial para disputar un partido a partir de este fin de semana, según estipula la nueva circular de la RFEF, pero no se especifica qué número de jugadoras será necesario para jugar el partido.

La periodicidad de los test que obligatoriamente deben pasar todas las jugadoras será "semanal siempre que en esa semana haya jornada o jornadas de competición", según especifica la RFEF, que añade: "No podrá disputar un partido oficial de las categorías de ámbito estatal. Si un equipo no hubiera pasado los test obligatorios según la secuencia marcada o no tuviera el número mínimo de jugadores/as que hubiera pasado los test obligatorios se dará el partido por perdido.".