FÚTBOL FEMENINO

Oficial: se suspende la Primera Iberdrola con el Barça campeón

No habrá descensos y subirán a Primera los dos campeones de Segunda. Las semifinales y final de la Copa de la Reina se jugarán la próxima temporada.

Las jugadoras del Barça celebran el título conseguido en el Supercopa de España.
INMA FLORES DIARIO AS

Ya es oficial. La esperada decisión de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) con respecto al final de temporada en el fútbol femenino ya ha llegado. Y, lo ha hecho sin sorpresas, con la suspensión de las tres competiciones femeninas (Primera Iberdrola, Reto Iberdrola y Primera Nacional). La espera para jugadoras y clubes se acabó y, con ella, la esperanza de volver a ver rodar el balón pronto en esta categoría, aunque las opciones para ello eran muy escasas debido a la falta de seguridad sanitaria.

El ente federativo ha cumplido con lo que ya anunció hace unas semanas y ha puesto sobre la mesa un plan, que deberá de ser aprobado este viernes por la Comisión Delegada, para poner punto final a la competición con varios puntos destacados. El primero de ellos es que el Barça, líder de la Primera Iberdrola con nueve puntos de ventaja sobre el Atlético, será campeón de Liga. De este modo, también se mantiene que tanto azulgranas como rojiblancas tendrán su plaza europea para la próxima temporada. Hay que destacar que ambos equipos siguen vivos en la presente Champions, cuya eliminatoria de cuartos de final presentaba un enfrentamiento entre ambos. Esto queda pendiente de la decisión de la UEFA.

Por otro lado, la Federación ha ratificado que no habrá descensos en ninguna de las tres competiciones, puesto que Valencia y Espanyol permanecerán en Primera. Sí que habrá ascensos, con un incremento de participantes en cada categoría para la próxima temporada. El plan elegido finalmente es el de que subirán a Primera los dos campeones de grupo en la categoría de plata. De este modo, el Santa Teresa (Grupo Sur) y el Eibar (Grupo Norte), que es segundo pero se queda con la plaza de ascenso al no poder subir el Athletic B (1º) por ser filial, serán los dos nuevos equipos en la máxima categoría.

Así, el número de participantes en Primera pasará de 16 a 18 equipos, quedando la Reto Iberdrola con 34 equipos repartidos en dos grupos de 17. La idea es que a partir de la próxima temporada se recuperen las cifras de equipos actuales en cada categoría, puesto que aumentarán los descensos. En cuanto a la Primera Nacional, correspondiente a Tercera División Femenina, se ha establecido que se disputará un play-off exprés de ascenso a Segunda en una sede única y con cuatro plazas en juego. Esta eliminatoria será de cuatro partidos y la disputarán los siete actuales campeones de Primera Nacional y el mejor segundo. La Primera Nacional pasará a tener 112 equipos, frente a los 98 actuales. Por su parte, la RFEF ha decidido que las semifinales y la final de la Copa de la Reina se disputarán en la temporada 20/21.

La Federación no ha acordado su decisión con los clubes

La noticia de la Federación ha llegado horas después de que la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF), a la que pertenecen 13 de los 16 clubes de la Primera Iberdrola, reclamara un acuerdo entre el ente federativo y los clubes antes de tomar una decisión para acabar la temporada. Desde la ACFF pidieron reunirse para buscar una solución, pero este encuentro no ha llegado a producirse. Hay que destacar que la RFEF tiene potestad absoluta para tomar esta decisión al ser la organizadora de la competición.

Tras la reunión de la Asociación de Clubes, que cuenta en la actualidad con 70 miembros de diversas categorías del fútbol femenino español, los clubes pusieron en manifiesto los daños económicos que podría suponer no acabar la temporada, como las pérdidas por derechos televisivos de 600.000€. Aún así, se mostraron conscientes de que reanudar la competición será complicado teniendo en cuenta los protocolos sanitarios que se han establecido desde el Gobierno.

De este modo, aceptaban la idea de la Federación de terminar la temporada, pero con tres líneas rojas: que la Primera División no tenga dos grupos o más de 18 equipos y que nos se aumenten los descensos a Segunda en la próxima temporada. Unos requisitos que la RFEF ha respetado menos en el caso de los descensos. El fútbol femenino español ya conoce cómo se presenta su futuro más cercano.