REAL MADRID

Bale no perdonará ni una libra

El galés se planta y quiere cobrar hasta el último euro de los dos años de contrato que le quedan: al Madrid le suponen 60 millones brutos y quiere aligerar salarios.

Bale pondrá cara su salida del Madrid. Según ha podido saber AS de fuentes conocedoras de su situación contractual, el galés ha tomado la decisión de no perdonar “ni un penique” de su contrato, que se extiende hasta 2022 y por el que cobra 14,5 millones de euros netos por campaña. Para el Madrid supondrá un total de 60 millones de euros (después de impuestos) si el galés no encuentra equipo. Zidane parece decidido a no contar con él más y ha dado un aviso tanto al club como al propio jugador con sus actos de final de temporada de Liga, en los que hizo desaparecer al delantero en los seis últimos partidos. Ante el Leganés, no le incluyó en la lista, un encuentro en el que hasta tuvo minutos Brahim, que no contó en toda la temporada.

“Bale está encantado con la idea de seguir dos años más en el Madrid”, dice Jonathan Barnett, su agente, preguntado por este periódico. “Es feliz en España. Él y su familia. Es una pena que el Madrid esté desaprovechando la posibilidad de utilizarle porque es un profesional íntegro y sigue entrenándose bien”. Pero parece que el desencuentro del galés con Zidane ya es irreversible. “Con respecto a eso, debe preguntarle al propio Zidane. Gareth no tiene ningún problema ni pretende sobrevivir a Zidane quedándose, porque sabe que es un técnico que ha hecho grandes cosas”.

El verano pasado Bale estuvo cerca de poner rumbo a China. El Jiangsu Suning quería convertirlo en el jugador mejor pagado del mundo, pero no estaba dispuesto a pagar traspaso. Finalmente, el Madrid prefirió desechar la operación, pensando en que todavía podría recibir algún dinero por un futbolista que, entonces, aún tenía cartel de estrella tras la final de Kiev en la que marcó dos goles, uno de chilena para la historia. Ahora, esos goles y los que hizo en otras dos finales, la de Champions ante el Liverpool y la de Copa ante el Barça, ya parecen haber caído en el olvido. A sus 31 años, parece misión imposible buscarle acomodo: “Es muy difícil que alguien asuma su ficha”.

Bale ha tomado la decisión de no perdonar ni un euro de lo que cobra para salir. “Y una cesión no es una opción para un jugador de su estatus”, reconoce Barnett. En su entorno tampoco quieren pensar en la posibilidad de que el Madrid termine asumiendo parte de su ficha para que juegue en otro equipo. Los números son difíciles de cuadrar. A día de hoy, sólo la MLS parece una opción seria para Bale. “Es una liga que está creciendo”, dijo hace pocas fechas el delantero. “Son muchos los jugadores que quieren ir allí ahora. Es algo que me interesaría. Además, me encanta ir a Los Ángeles de vacaciones. Juego mucho al golf allí…”. Para el Madrid sería un sueño verle allí.

Más de 100 goles de blanco.

Esta temporada ha sido, de largo, la peor de Gareth Bale en el Madrid. Sólo tres goles en 20 partidos disputados. Cada vez que Zidane le ha dado una oportunidad ha defraudado al técnico. Sin ir más lejos, la pasada campaña marcó 14 y la anterior 21, incluidos los dos de la final de Kiev. En total, han sido 105 tantos en 251 partidos de blanco. Llegó al Madrid en el verano de 2013 por 101 millones, entonces el traspaso más caro de la historia. Hoy, su agente no puede encontrarle equipo...