ESPANYOL

La vuelta a la sala de prensa del Espanyol en 84 días

Aunque en un formato adaptado a la nueva normalidad, los periodistas han podido preguntar a un jugador del Espanyol por vez primera desde el 6 de marzo.

ESPANYOL SALA DE PRENSA
Gorka Leiza DIARIO AS

La decisión estaba tomada antes de que la pandemia llegara a nuestras vidas. Fue la semana del 2 de marzo, entre el empate en el RCDE Stadium ante el Atlético de Madrid (1-1) y la a la postre fatídica visita a El Sadar para medirse con Osasuna (1-0), cuando desde el Espanyol se había determinado restringir a una o dos por semana las comparecencias de prensa de los jugadores. Una decisión que trascendía del departamento de comunicación, de ámbito deportivo, y que, con la irrupción del estado de alarma, llegó para quedarse. Hasta este viernes. Digno de celebración.

84 días después de la última vez, el 6 de marzo con Óscar Melendo como protagonista, los periodistas que cubren habitualmente la información deportiva del Espanyol han podido de nuevo formular preguntas a uno de los futbolistas, en este caso David López. Sí es cierto que hubo una rueda de prensa programada para el 11 de marzo, con Leandro Cabrera como protagonista, pero nunca se llegó a producir precisamente por las recomendaciones sanitarias de última hora. Y el pasado 5 de mayo sí pudo la prensa conversar con el director de fútbol profesional, Francisco Joaquín Pérez Rufete, a través de la aplicación Teams. Pero no con un jugador en todo este tiempo.

Se cruza así el umbral hacia una nueva normalidad que conlleva medidas telemáticas razonables cuando la prioridad es la salud –no se trata de comparecencias presenciales, ya que por bien que el jugador sí se encuentra en la sala de prensa, los profesionales preguntan desde otros lugares físicos–, pero que al menos permite trasladar de primera mano al lector/oyente/telespectador inquietudes que no solo se limitan a las cuestiones que le planteen el propio club y LaLiga.

Uruguay, Argentina, la Federación Gallega, China...

Paradójicamente, en estos 84 días el veto para los periodistas que cubren el día a día del Espanyol, y que les dan cuenta de información pormenorizada, no había sido extensible al parecer para medios de comunicación ajenos.

Y eso que al argumento empleado por el club, en la línea de proteger a los jugadores ante una situación compleja como la lucha por la permanencia, se unía el espinoso asunto de contar con ocho casos de positivo en COVID-19.

Cabrera fue entrevistado en Sport 890, una radio uruguaya, mientras que Facundo Ferreyra charlaba largo y tendido en la emisora argentina 947 FM. Sébastien Corchia promocionaba hace solo unos días una entrevista con el portal ‘Le Petit Lillois’ y Wu Lei, igual que Abelardo Fernández, no ha tenido problemas para atender un chat con seguidores chinos.

El técnico y Diego López incluso participaron en conversaciones públicas y extensas con la Federación Gallega de Fútbol. Por poner solo algunos ejemplos que, afortunadamente, quedarán en el pasado porque la nueva normalidad brindará seguro mayor transparencia entre jugadores y prensa. Es para estar de enhorabuena.