ATLÉTICO DE MADRID

El Atlético podría recurrir a sus cedidos para reforzarse

El equipo rojiblanco afronta un verano con poca inversión económica. Caio Henrique, Nehuén o Mollejo podrían quedarse. Ibáñez o Borré, alternativas arriba.

Nicolás Ibáñez, Nehuén Pérez, Caio Henrique y Víctor Mollejo.
AS

El Atlético tiene por delante un mercado veraniego extraño, tardío por las circunstancias de la pandemia del coronavirus y sin grandes expendios por la crisis económica que acompaña a la enfermedad. Un verano donde será determinante clasificarse para la próxima Champions y que se espera prácticamente a coste cero, con las compras ligadas a las ventas.

Por estos motivos cobra mucha relevancia las piezas prestadas a otros equipos que regresarán al finalizar la temporada, tanto para reforzar la plantilla, como para llenar las arcas en el caso de salir traspasados en busca de un fichaje. Entre los seis jugadores cedidos, varios de ellos han mantenido el crecimiento deseado, con progresión para poder hacerse con un hueco definitivo en el equipo rojiblanco. Un caso aparte es Santos Borré, que posee una cláusula de recompra cifrada en unos siete millones. 

Caio Henrique, en el lateral izquierdo

Si hay una posición donde cojea el Atlético y parece que tendrá que reforzarse sí o sí es la de lateral izquierdo, ya que Renan Lodi es el único jugador natural para el puesto y Saúl y Hermoso no se encuentran cómodos como parches cuando falta el brasileño. En la recámara está el canterano Manu Sánchez y un Caio Henrique que salió del club cedido por primera vez hace dos temporadas como una promesa del centro del campo y que se ha convertido en un lateral izquierdo de referencia. Ya comenzó a desenvolverse en ese puesto en sus últimos encuentros como rojiblanco y tras un primer año como centrocampista en el club Paraná, explotó en el costado durante su préstamo al Fluminense, hasta consolidarse como el lateral de la selección brasileña Sub-23 (Lodi no disputó el preolímpico por estar centrado en el Atlético).

El pasado mes de enero el Atlético cedió a Caio Henrique a Gremio hasta diciembre, ya que su condición de extracomunitario le dejaba sin hueco en la plantilla (el cupo está cubierto por Lodi, Felipe y Arias). Sin embargo, como adelantó AS, el brasileño fue citado en marzo para obtener su pasaporte español y el club goza de una opción para recuperarle antes de comenzar el próximo curso. Así, resuelto el gran problema, Caio podría ser la solución para Simeone a la hora de buscar una alternativa en el lateral. Además, el brasileño posee una polivalencia muy del gusto del Cholo, pudiendo regresar al doble pivote o a la banda como interior y con 22 años tiene un gran futuro por delante. Su cartel le lleva a tener pretendientes entre las grandes ligas europeas.

Nehuén y las negociaciones con el Ajax

En el centro de la defensa, el gran crecimiento de Nehuén Pérez puede provocar que el Atlético se replantee su futuro. A sus 19 años, el argentino es una de las grandes sensaciones de la liga portuguesa en su cesión al Famalicao y volvió a dejar un extraordinario campeonato con su selección en el preolímpico Sub-23, donde capitaneó a la albiceleste a la primera plaza pese a jugar con futbolistas hasta tres años mayores. El Atlético negociaba con el Ajax su traspaso por 25 millones, pero la crisis provocada por el coronavirus frenó las negociaciones.

En la liga portuguesa ha disputado 16 encuentros, todos como titular, a los que añade dos en copa y está considerado uno de los centrales más prometedores del mundo. Extracomunitario, una salida de Arias podría abrirle las puertas de la primera plantilla, aunque Simeone ya cuenta con cuatro zagueros de primera línea: Giménez, Felipe, Savic y Hermoso. Si se marcha alguno de ellos llegaría la oportunidad de Nehuén, que la temporada pasada no llegó a debutar pese a militar cinco meses en la plantilla.

Mollejo y Montero en un entrenamiento con el Deportivo.

También como central salió cedido Francisco Montero, que el año pasado tuvo minutos en 14 partidos con el primer equipo. Titular en el Deportivo, suma 1.973 en lo que marcha de curso y con 21 años se está curtiendo en Segunda División, donde ha cometido algún error que ha ocasionado encajar gol. Hay que tener en cuenta que el Atleti B todavía podría lograr el ascenso a la categoría de plata en el playoff que todavía debe disputarse.

El que más está destacando en el conjunto gallego es Víctor Mollejo, primer debutante colchonero nacido en el siglo XXI. Una de las perlas de la cantera del Atlético y que en su estreno en Segunda ha demostrado su capacidad de trabajo, su carácter, fuerza, atrevimiento y gol, ya que con cinco tantos es el máximo goleador del equipo en Liga. Pero, además, su competitividad le ha llevado a jugar como extremo en las dos bandas, su posición natural, de referente arriba e incluso de carrilero izquierdo.

Ibáñez, Borré... o Kalinic en la delantera

Una de las grandes dificultades del Atlético este curso ha sido de cara a puerta. Morata es el máximo anotador de la plantilla con 12 tantos, ocho en Liga, y las lesiones y dificultades de cara a puerta han dejado a Diego Costa en dos. Saponjic no ha contado en ningún momento para Simeone y dos delanteros centros podrían sumarse a sus filas el próximo curso sin coste. El parón de la competición se produjo justo después de que Kalinic anotase sus dos primeros goles con la Roma, que no parece que vaya a ejercer su opción de compra sobre el croata ya que sus oportunidades han sido escasas (496 minutos). Con el Atlético tan sólo consiguió cuatro goles en 24 partidos y no parece que vaya a gozar de una segunda oportunidad. Se buscará un ingreso por él. 

Rafael Santos Borre celebra un gol con River en la Copa Libertadores.

Sin embargo, el Atlético se hizo el año pasado con los servicios de Nicolás Ibáñez, delantero del Atlético de San Luis, el club mexicano asociado al conjunto español. El punta argentino de 25 años ya marcó a Oblak en el amistoso veraniego entre los dos clubes. Este curso sumaba 14 tantos en 29 partidos, que se unen a los 23 conseguidos en 44 encuentros de un año atrás. Un delantero con un gran juego aéreo que podría cumplir esa función de tercer punta de la plantilla con más rendimiento que Saponjic, aunque cuenta con el déficit de no contar con pasaporte comunitario. Un traspaso sería la otra opción de sacar rentabilidad a un Ibáñez, cuyo fichaje veraniego fue el primero desde el club mexicano al español desde que se inició el acuerdo.

También está la variante de Santos Borré para la delantera, en su caso traspasado a River en 2017 pero con una opción de recompra que rondaría los siete millones. El colombiano continúa en pleno crecimiento mejorando sus números año a año y en esta temporada 2019-20 acumulaba 15 goles en 29 partidos. Tras una pretemporada como rojiblanco y una cesión al Villarreal, se marchó al equipo argentino donde se ha convertido en un jugador cada vez más importante. Su valor está al alza y se especula también con la opción de recomparle por siete millones para traspasarle por un importe mucho más alto.