Competición
  • Clasificación Eurocopa

YOUTH LEAGUE | BARCELONA - INTER

Valdés lamenta no poder usar el Johan Cruyff cada semana

El juvenil sólo juega la Youth League en la nueva instalación. El Inter viene de hacerle un 4-0 al Slavia de Praga en la primera jornada.

Víctor Valdés, ayer en su comparecencia ante los medios.

El magnetismo de Víctor Valdés, portero de referencia en la historia del Barça y tipo singular con una personalidad desbordante, amenaza con devorar el protagonismo de sus chicos en la Youth League. Sin pretenderlo, Valdés, el entrenador novel que dirige los partidos con tres monedas escondidas en la mano y un billete de cinco euros en el bolsillo, apagó el foco del decisivo partido que su equipo juega ante el Inter (16:00, Vamos) e inauguró un nuevo incendio en el club. Valdés se quejó de no poder jugar todos los partidos en el flamante Estadi Johan Cruyff, reservado para los partidos del filial y el equipo femenino para conservar el césped. "El primer día, cuando llegué con la moto y vi ese estadio, me ilusioné. Pensé que iba a ser el nuestro. Por desgracia, de momento no lo es. Pero sigo luchando", explicó dando a entender que continúa en conversaciones con los responsables del club para cambiar el escenario actual.

Valdés recordó que tampoco han podido entrenar para familiarizarse con un campo en el que sólo han jugado en la inauguración ante el Ajax (0-2): "Fue un día gris para nosotros. No olvidemos que era eso, un amistoso, aunque para muchos parecía una final de Champions".

No es un partido sencillo para el Barça, presionado por su derrota de la primera jornada ante el Borussia Dortmund y obligado a ganar a un Inter que viene de hacerle un 4-0 al Slavia de Praga. Una última declaración de intenciones que significa un cambio de filosofía respecto a años anteriores: "He decidido no convocar a ningún jugador del Barça B. No hago feos a los jugadores del Barça B, ellos tienen su dinámica. No encuentro un aspecto positivo en que tengan que venir con nosotros. Les doy el sitio y el lugar que merecen a mis jugadores". Un huracán, Víctor Valdés.