Competición
  • Clasificación Eurocopa

ZORYA-ESPANYOL

Fran Sol, el español que sabe ucraniano y que mira al Zorya

El ex jugador del Real Madrid explica que “los futbolistas son muy fríos”. Sobre el conflicto fue claro: “Estoy solo para jugar y no me fijo en si la política es importante”.

Fran Sol, el español que sabe ucraniano y que mira al Zorya
VALENTYN OGIRENKO REUTERS

Después del encuentro de este jueves, el Dinamo Kiev visitará Zaporiyia para medirse al Zorya Luhansk. En ese partido competirá el único español que juega la liga ucrania, el ex madridista Fran Sol. El jugador vive en el centro de la ciudad junto a su mujer, su hijo y su perro. Un testigo de cómo uno de los países más alejados del fútbol europeo y tradicional intenta subsistir pese a las complicaciones sociales a las que se enfrenta.

“Aquí en verano la gente acude a los estadios, pero en invierno es complicado. Hace mucho frío. Apenas 10.000 espectadores vienen a nuestro campo y 4.000 cuando vamos fuera”, relata Sol, quien se ha involucrado tanto en estos dos últimos años que está aprendiendo el idioma. “Tenemos traductor que nos ayuda en español e inglés, pero me puse hace poco con el ucranio y el ruso y me defiendo. Podría ir a comprar y entenderme sin problemas”.

Este delantero de 27 años, que ha jugado en el Lugo, Villarreal, Williem II, entre otros, reconoce el carácter áspero de la gente, tanto dentro como fuera del campo, esa piel dura con la que se han criado. “Los jugadores son fríos, saben lo que tienen que hacer, son inteligentes y muy académicos. Es difícil entablar relaciones con ellos, pero si tienes la suerte de superar esa barrera son familiares. Los comparo un poco con los gallegos, una tierra que conozco. Cuando se convierten en amigos, son los mejores”, argumentó.

Sol no quiere hablar de los problemas políticos con Rusia (“estoy aquí solamente para jugar y no me fijo en si eso tiene trascendencia”), mientras que recuerda su partido ante el Zorya de la pasada campaña en el que ganaron con comodidad. “Les arrollamos porque ese día nos salió todo, pero era un equipo sólido y con mucho espíritu. Creo que tienen nivel para jugar en Primera española, como un Mallorca o Leganés”.