Competición
  • Europa League
  • Euroliga

REAL MADRID

La verdad del 'caso Bale': el jugador, Zidane, Barnett…

Todo empezó con una supuesta oferta de un equipo chino, una filtración interesada. El club no ha gestionado bien el caso del galés, que querría quedarse.

La verdad del 'caso Bale': el jugador, Zidane, Barnett…
Javier Barbancho REUTERS

Lo de la oferta china fue un aviso a navegantes, un mensaje lanzado al mundo por una filtración del equipo de personas que manejan los designios de Bale. Algo así como "es fácil sacar al jugador casi a coste cero, sólo hay que convencerle con una alta ficha". Bale no viajó ayer a Múnich con el equipo. Según Daily Mail, porque "está deprimido". El representante del galés, preguntado por AS, se mostró lacónico: "Sorry not commenting". ¿Depresión? ¿Lesión? ¿Todavía puede terminar en la Superliga? Huele a estrategia. En caso de tener que salir, el destino preferido de Bale es la Premier, que cierra el mercado el 8 de agosto a las 18:00 horas. Sólo le quedan diez días para encontrar equipo allí...

Más allá de esa circunstancia y ante la cantidad de vaivenes que rodean su caso, conviene recordar algunas certezas que pueden arrojar algo de luz. En primer lugar algo básico. Bale se quiere quedar en el Real Madrid. Su familia está cómoda en España. Aunque el jugador no tenga una vida social activa en Madrid, sí que disfruta yendo a jugar al golf en el campo del Santander y en La Moraleja y está a tiro de avión privado de Cardiff, donde pasa todo el tiempo que puede (sigue manteniendo abierta la mansión en la que vivía antes de firmar por el Madrid).

Por otro lado, la situación es ahora confusa por la manera poco convincente en la que la entidad blanca ha gestionado el caso del galés. Hoy por hoy es un jugador totalmente devaluado después de que la entidad haya escenificado una y otra vez que no le quiere en la plantilla. El mundo del fútbol sabe el alto coste que tiene para el Madrid cada temporada suya (cobra 30 millones brutos), y lo lógico es que intenten sacarlo gratis.

Bale y Zidane, divorcio total.

El club blanco tuvo una oportunidad de oro de vender a Bale en el verano de 2017. Entonces, Mourinho estaba clamando públicamente por él para su United ("si no hablas no puedo traerte" o "si Bale está en la puerta de salida, pelearé por él"). En ese momento el mercado estaba inflacionado y Bale podría haber dejado más de 150 millones de euros. Dos años después, un equipo chino estaba intentando llevárselo gratis. Las palabras de Zidane ("si se va mañana, mejor") tampoco sirvieron de ayuda. Ahora Bale es el que parece forzar, como hizo cuando fue del Tottenham al Madrid, para salir al mejor precio posible y tener así, al menos, la mejor ficha para él.