Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank

TELEVISIÓN

El juez ordena anular el concurso de adjudicación de la final de Copa y readmitir a Mediapro

Cámara de televisión en un partido del Barcelona de Copa

FERRAN ZUERAS

DIARIO AS

Mediapro solicitó medidas cautelares y el auto del juzgado ordena a la Federación incluirle entre las ofertas para emitir el Barça-Valencia, otorgado a TVE, según ha comunicado el propio grupo audiovisual.

La final de Copa del Rey de este sábado (21:00) entre el Barcelona-Valencia, programada para ser emitida en La 1, ya no está tan claro por qué canal se verá. El pasado día 10, la Federación anunció que TVE había ganado el concurso a Mediaset y Atresmedia, pero este lunes ha habido un nuevo giro: el juez ha ordenado a la Federación suspender el concurso y readmitir a Mediapro, vetada por la propia RFEF al inicio del mismo.

"El auto (del Juzgado Mercantil nº 12 de Madrid) ordena a la RFEF incluir a MEDIAPRO entre las ofertas a considerar, retrotraer las actuaciones al momento inmediatamente anterior al acuerdo que supuso la exclusión de la oferta realizada por MEDIAPRO y que después de la inclusión de MEDIAPRO tramite de nuevo la adjudicación de los derechos televisivos conforme al procedimiento previsto. El encuentro debe celebrarse dentro de 5 días", explica el comunicado de Mediapro. Es decir, la Federación debe tramitar de nuevo la adjudicación de los derechos conforme al procedimiento previsto.

Y añade que, "según el texto, la decisión de la RFEF de incluir una nueva cláusula que provocaba la exclusión de MEDIAPRO produce un abuso de posición dominante que conlleva la discriminación de los licitadores, "una cláusula tan desproporcionada con los criterios de la LSCP (Ley de Contratos del Sector Público) de manera unilateral, sin tiempo de respuesta" provoca que el pliego de contratación "produzca una exclusión e inclusión 'dirigida' en un abuso flagrante de la posición de dominio que ostenta la RFEF". El auto define también como "premura inusual impropia de un evento como el que nos ocupa" los plazos establecidos".

Mediapro ya anunció una querella contra Rubiales

Mediapro ya había anunciado que preparaba una demanda contra Luis Rubiales y contra la Federación por expulsarla de la puja por los derechos audiovisuales alegando "sobornos". "Tenemos un reconocimiento de soborno por parte de Mediapro de 2018 y desde la RFEF se nos ha indicado que no debemos trabajar con gente que soborna", explicó el presidente de la RFEF para justificar el veto al grupo.

"Ni Mediapro, ni Imagina Media Audiovisual, sociedad matriz del grupo, han sido condenadas por delitos de soborno, fraude o similares en ninguno de los países donde desarrollan su actividad. La filial estadounidense de Mediapro a la que alude la RFEF es una sociedad inactiva, cuya responsabilidad penal se encuentra totalmente extinguida", fue la contestación de Jaume Roures, socio fundador de Mediapro.

Es la primera decisión judicial en el contencioso de Mediapro contra las decisiones de la Federación y las declaraciones de su presidente que, según Mediapro, están "encaminadas a difamar y perjudicar al grupo".

Así, a falta de cinco días para el Barcelona-Valencia en cuestión, el concurso audiovisual en el que concurrieron RTVE, Atresmedia y Mediaset y del que fue expulsado Mediapro podría ser reiniciado, según la estimación del juez.

La RFEF no ha recibido notificación alguna

Comunicado de la Federación:

"En relación a las informaciones aparecidas en determinados medios de comunicación en relación al concurso de adjudicación de los derechos de retransmisión en España de la final del Campeonato de España/ Copa de SM el Rey, la RFEF quiere informar de que, a día de hoy, no ha recibido ninguna notificación de ningún juzgado que ponga en cuestión el concurso y el resultado de la adjudicación.

Si en el transcurso de los próximos días, la RFEF recibe cualquier notificación, los Servicios Jurídicos de esta casa la analizarán con el objetivo de emitir una respuesta lo antes posible. Hay que recordar que la Real Federación Española de Fútbol adjudicó el pasado 10 de mayo los derechos mencionados a la Corporación de Radio Televisión Española tras cumplirse todas las bases y plazos del concurso público abierto a tal efecto, de acuerdo con los Informes emitidos por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC)".