CORONAVIRUS

La OMS descubre en Wuhan información "nunca antes vista"

Un equipo de trabajo de la Organización Mundial de la Salud se ha desplazado a Wuhan para investigar los orígenes del coronavirus.

La OMS descubre en Wuhan información "nunca antes vista"
HECTOR RETAMAL AFP

Un equipo de trabajo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha desplazado a Wuhan (China), la ciudad donde se detectó por primera vez el coronavirus, para analizar cuáles son los orígenes de la enfermedad producida por el SARS-CoV-2 y que ha causado ya más de 103 millones de contagios y más de 2 millones de víctimas.

Los científicos desplazados a la ciudad China reconocen haber descubierto información “nunca antes vista” y esperan que les permita enfocar su investigación hacia el verdadero origen de la enfermedad.

Uno de los expertos, Peter Daszak, ha explicado a Sky News que se encuentran estudiando diversos puntos críticos en el desarrollo de la transmisión en la ciudad, como el mercado de productos del mar de Huanan, donde se produjeron los primeros contagios conocidos. Allí, además de entrevistarse con directivos y empleados del mercado, están recogiendo muestras para tratar de conseguir su objetivo. “Están compartiendo datos que no habíamos visto antes. En esos datos encontramos pequeñas pistas que nos hacen pensar que estamos llegando a alguna parte”, ha declarado Daszak.

Otro de los puntos visitados ha sido el Instituto de Virología de Wuhan, un centro que cuenta con laboratorios de alta seguridad donde se trabaja con coronavirus y otras peligrosas enfermedades, como el ébola. Este lugar fue, en su momento, objeto de crítica por parte del antiguo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que consideraba que eran los causantes de dejar escapar el virus. Sin embargo, los científicos de la OMS, que han visitado el edificio durante cuatro horas, han subrayado que, por el momento, no tienen respuestas.

“Hemos preguntado sobre las hipótesis de la participación del laboratorio en esto pero, simplemente, seguiremos las evidencias que nos den los datos. Nos lleven donde nos lleven”, ha añadido el científico estadounidense.

Un año de espera y catorce días de cuarentena

La misión llevada a cabo por el equipo de la OMS está siendo controlada por el Gobierno chino. Los científicos, que han tenido que esperar un año para obtener la autorización que les permitiera acceder al Instituto de Virología de Wuhan, se encuentran aislados de la población y han tenido que guardar una rigurosa cuarentena de dos semanas.

De hecho, la atención sobre el aislamiento ha aumentado, pues recientemente visitaron un museo donde se muestra cómo la ciudadanía de Wuhan se enfrentó al virus. A pesar de que los más críticos reprobaron la actuación al considerar que estaban rompiendo el aislamiento, los trabajadores de la OMS argumentaron que era una parte “fundamental” de la investigación.

Imparcialidad cuestionada

Hay analistas que cuestionan la independencia del doctor Daszak, pues tiene una larga relación laboral con el mencionado Instituto de Virología. En este sentido, el zoólogo ha defendido su independencia en el proceso y ha ensalzado sus labores trabajando durante más de 15 años en el centro chino.

"Durará para siempre"

Por último, Daszak ha lamentado que el hecho de encontrar el origen de la enfermedad no suponga el final de la misma, pues debido a las nuevas variantes del virus “tendremos que vivir con él para siempre”.

“Este virus se infiltra en los seres humanos y luego se volverá endémico. Pero esperamos encontrar vacunas que funcionen y, de esta manera, poder enfrentar a la enfermedad y disminuir su daño”, ha finalizado.