Estás leyendo

Mariposas, dominós y otros efectos McNabb

ZONA ROJA

Esta es una casa de locos por la NFL desde 2009.

Autor: Mariano Tovar

Mariposas, dominós y otros efectos McNabb


Se nos había olvidado. Llevábamos tantos meses hablando de dinero que no nos acordábamos de lo divertido que es hablar de jugadores. Como ya os conté, el personal está desbocado. Que digo, ¡enloquecido! Con los ojos inyectados en sangre, los pelos de punta, lanzando aullidos y corriendo por los pasillos… con la chequera preparada.

Mcnabb01


Tradicionalmente, en la agencia libre se producen efectos dominó. La famosa historia del vuelo de la mariposa que provoca un huracán en el otro lado del mundo es una chorrada comparada con los movimientos de quarterbacks que se están produciendo en las últimas 24 horas. (Bueno, lo de la mariposa es una chorrada sin necesidad de comparaciones, pero de eso podemos hablar en otra ocasión).

Como sabréis, Kerry Collins anunció su retiro hace pocas semanas. En su momento pensé escribir un artículo sobre su trayectoria, más importante de lo que parece, y su ejemplo de superación de alguna adicción que a punto estuvo de acabar con su carrera antes de tiempo. Pero descarté la idea ya que estábamos en la recta final del lockout y la actualidad podía más que el romanticismo.

Confirmada la marcha de Collins, se ha especulado mucho sobre el posible perdón de los Titans a Vince Young, pero esa idea podía quedar descartada tras el fichaje de Hasselbeck por el equipo de Tennessee. En mi opinión ese movimiento dice muy poco de los Seahawks, pero la mala relación de Carroll con el veterano QB, y los últimos desencuentros entre el mejor QB de la historia de la franquicia y una afición cada vez más exigente, han terminado con un matrimonio que, en mi opinión, nunca debió acabar así. Hasselbeck debió culminar su carrera en Seattle. Creo que no han sido justos con él.

Leinart


En Seattle han decidido hacer dos fichajes para suplir al veterano: Tarvaris Jackson y Matt Leinart. Lo del primero me parece inexplicable. Que alguien fiche a Jackson supera mi capacidad de análisis, y más sabiendo que Darrell Bevell, coordinador ofensivo de Seattle, coincidió con él en los Vikings. Debería saber de sobra lo malo que es. El fichaje de Leinart me parece mucho más coherente. Ya me sorprendió que los Seahawks no pujaran por él en 2010. Fue el QB fetiche de Pete Carroll en sus mejores años como entrenador de los Troyans y conoce al dedillo la NFC Oeste. Estoy seguro de que Carroll sigue pensando que Leinart puede ser un QB franquicia en la NFL y también estoy seguro de que llega como titular. El único problema es que es zurdo, así que los de Seattle tendrán que darle la vuelta a todo su ataque.

La marcha de Tarvaris Jackson dejaba a Ponder más solo que la una, así que los Vikings han confirmado todos los rumores fichando a NcNabb. ¡Horror y vituperio! Me han escrito varios fanáticos de Minnesota incapaces de digerir la noticia. ¿Quién puede explicar ese movimiento?

(EDITO: se me ha olvidado contar que el fichaje no está cerrado del todo. Los Vikings quieren reestructurar su contrato a la baja y el jugador se niega, así que aún podría romperse el acuerdo)

Creo que casi nadie puede tener dudas sobre mi opinión de McNabb. No me ha gustado nunca. Los artículos que he escrito y que más polvareda han levantado siempre le han tenido como protagonista. Como aquel en el que dije que era un membrillo justo en su época dorada con los Eagles.

Mcnabb02


McNabb nunca le ha caído bien a casi nadie, si exceptuamos a los aficionados del equipo de Filadelfia. Y a estos últimos con reparos. Seguro que se pueden encontrar en youtube los tremendos abucheos que provocó su elección en el draft. Como ya he explicado alguna vez, mi opinión era que McNabb no era un jugador para el esquema de Andy Reid. Él juega a su bola, siempre ha jugado a su bola, y es absurdo pretender que se ciña a un esquema de juego. Sigo creyendo que los Eagles no han ganado un par de Super Bowls en la última década por su culpa y lo que más me alegra es que la mayoría de los que se indignaron cuando dije que era un membrillo han terminado por pensar como yo, aunque nunca lo confesarán en público. Os juro que McNabb nunca que quitó una novia.

Pero también pienso que McNabb puede ser un buen quarterback para un equipo que le deje jugar como le de la gana. Quizá no le haga ganar un anillo, pero sí que tiene calidad para empujar a un equipo mediocre hasta los playoff. Eso es lo que todos pensábamos que iba a hacer el año pasado en los Redskins. La mayoría imaginábamos a Shanahan centrado en lo que mejor sabe hacer, crear una gran línea ofensiva que convirtiera en letal el juego de carrera, mientras McNabb se daba sus habituales paseos por el backfield antes de lanzar una de sus bombas. La realidad fue que Shanahan no consiguió formar una buena línea y encima se enfadó con McNabb porque no le hacía caso. En serio, a veces me sorprendo. ¿Cómo es posible que un puñetero ignorante, que vive en la Sierra de Madrid y ve jugar a un tipo media docena de veces al año, vea algo como obvio durante años, y un entrenador mítico de la NFL no se entere hasta que tiene a ese tipo en su plantilla?

Sin embargo, el fichaje por los Vikings tiene cierta lógica. Es evidente que el equipazo que han tenido en Minnesota durante los últimos cinco años está en franca decadencia. Demasiadas canas y poca ilusión. La mayoría descubrió a estos Vikings la temporada en que llegó Favre, y que en mi opinión fueron el equipo que mejor football jugó y que más se mereció ganar el anillo. Pero recordad cómo los Packers sentían pánico de que Favre viajara a Minnesota y forzaron un ‘año sabático’ con los Jets mientras el mito se moría de ganas de vestir de morado. Brett no era tonto y todo el mundo sabía que los Vikings hubieran podido dominar la NFL en la segunda mitad de la pasada década de haber tenido un QB de verdad al frente de su ataque.

Peterson


Todo eso ya es historia. La línea ofensiva es un coladero. La defensiva ha perdido esa agresividad que le convirtió en imparable y ya es incapaz de cazar a un QB. Los linebackers aguantan a duras penas y, el auténtico talón de Aquiles que siempre tuvo este equipo, la secundaria, sigue sin encontrar el sitio. Pero en la plantilla continúa habiendo bastantes jugadores que fueron muy grandes y algunos otros que siguen siendo grandísimos, como Peterson. Centrarse ahora en una reconstrucción, y darle el mando del barco a Ponder es una apuesta peligrosísima que puede dejar al equipo en el fondo de la tabla durante muchos años. Los Packers están cimentando lo que puede ser una dinastía, los Lions ya son un bloque potente y joven y los Bears siempre darán batalla.

Por todo lo anterior, creo que en Minnesota pretenden hacer una reconstrucción sin dejar de ser competitivos, formando un equipo de cuatreros. Un grupo liderado por veteranos de mil batallas que pueden sorprender a cualquiera y que aún son competitivos jugando a su bola, como les de la gana. La línea ofensiva seguirá siendo tan porosa como el año pasado, pero McNabb tiene 35 años, aún le queda mucha cuerda, y sabe evitar los blitzs como nadie. Si el QB es capaz de compenetrarse con Peterson, los Vikings pueden formar un ataque poderoso e imprevisible. La defensa tiene suficientes tablas como para mantener el tipo si el ataque no falla. Todo quedará sujeto con alfileres, con tendencia a desmoronarse en cualquier momento, pero si las cosas funcionan los Vikings pueden animar la temporada, y mucho.

Mientras tanto, la reconstrucción se puede hacer en dos o tres años sin acumular derrota tras derrota. Creo que esa es la idea. Quizá sea mala, pero no tan horrible. Para mí el más perjudicado sigue siendo Ponder. De McNabb no se puede aprender nada. Solo es un portento que nació para jugar al football americano pero que jamás quiso aprender como hacerlo. Siempre ha vivido de su instinto.

Por eso no me extrañaba tanto el posible retorno de Favre un año más, de alguna manera o de otra. Después de los rumores que le colocaban en Filadelfia, el QB ha mantenido una conversación informal con el propietario de los Vikings comentando ese rumor. Parece que el retiro es definitivo, pero él sigue con el gusanillo y no era tan mala idea ni quedarse como segundo de Vick, ahí tapado pero cubriendo una posible lesión, ni quedarse en Minnesota formando a Ponder. Ya hubo un rumor hace meses de que le habían ofrecido ser entrenador de QBs del equipo. No tengo tan claro que la historia de Favre haya terminado del todo. Y además me alegraría mucho de que así fuera.

Ah, se me olvidaba, los Browns han cortado a Delhomme. Descanse en paz. Ya nadie más picará… Vamos, digo yo.

Tresviso


Por último, algo que no tiene que ver con la NFL, sino con la MTB. Estoy pensando en tirarme por ahí con la bici dentro de un par de semanas. De Tresviso a la Hermida. Busco a alguien que lo haya hecho y que me cuente si es factible. Solo es una idea... pero a que mola.

mtovarnfl@yahoo.es