Deporte y Vida

SALUD

Cómo cuidar los ojos según la edad que tengas

Te contamos qué aspectos de la visa hay que cuidar a cada edad, desde los 2 años hasta más de 60, y cuándo es importante acudir a un especialista.

cuidar ojos
as.com

Según la OMS, cada cinco segundos una persona se queda ciega en el mundo; cada minuto, un niño se queda ciego, y cada año se quedan ciegas más de siete millones de personas.¿Por qué? Hasta el 80% de los casos de ceguera son evitables, bien porque son resultado de afecciones prevenibles (20%) bien porque pueden tratarse (60%) hasta el punto de recuperar la visión, según afirman en el organismo internacional. No se trata sólo de una cuestión de higiene, que también, sino de una cuestión de alimentación, como vimos el caso del joven británico que por comer mal había perdido la visión.

Por eso te vamos a contar cómo cuidar la vista según la edad que tengas, porque es importante una rutina y porque es más importante saber las necesidades de cada edad. Durante los dos primeros años de vida, "en niños prematuros es importante examinar el fondo de ojo en las primeras semanas de vida para detectar una posible retinopatía del prematuro. Además, es importante realizar una revisión si el niño muestra lagrimeo o conjuntivitis, estrabismo de uno o ambos ojos, fotofobia, córneas grandes, reflejo blanquecino de la pupila o movimiento rápido de los ojos (nistagmus congénito)”, ha explicado la doctora Lucienne Collet, especialista en oftalmología del Hospital Sanitas CIMA.

Revisión a los 3 años. "Desde los 3 hasta los 7 u 8 años de edad, el sistema visual está desarrollándose, de modo que si se detecta algún defecto visual, todavía estaremos a tiempo de corregirlo. En este caso, evaluaremos la agudeza visual y si necesita corrección óptica, pero también es un buen momento para detectar estrabismos y evitar la aparición del ojo vago”, haapuntado la doctora.

Revisión entre los 3 y los 8 años. "En ocasiones las dificultades del aprendizaje pueden deberse a defectos visuales y este es el momento de identificarlos y corregirlos. Además de detectar la necesidad de utilizar gafas, también podemos dar con dificultades en la visión binocular (el uso de los dos ojos) o alteraciones en la acomodación - convergencia (la posición que los ojos deben tener para leer y poder enfocar). En estos casos, la terapia visual es clave”, comenta.

En la adolescencia, "los cambios hormonales en un adolescente pueden verse acompañados también con una graduación que antes no tenían, o con una variación en la graduación que ya existía. De ahí la importancia de mantener revisiones regulares", explica.

Entre los 20 y los 40 años. “Habitualmente en estas edades la graduación tiene a estabilizarse y, por tanto, las personas se plantean la cirugía refractiva para deshacerse de las gafas. Pero en este periodo también podemos detectar problemas en la presión intraocular y fondo de ojo que anuncian posibles desgarros de retina en los miopes, que predisponen al desprendimiento de retina”, ha aclarado la doctora.

A partir de los 40 años. "Entre los 40 y los 45 años todas las personas deberían realizarse una revisión en busca de síntomas de presbicia o vista cansada. También es muy importante medir la presión intraocular, así como observar el nervio óptico y evaluar el campo visual, porque puede presentarse un glaucoma. En una revisión a esta edad puede prevenir la pérdida irreversible de la visión”, relata la oftalmóloga.

A partir de los 60 años. "La palabra clave en este momento vital es la degeneración macular asociada a la edad. Las cataratas suelen cursar con cambios frecuentes en la graduación o disminución de la agudeza visual. Es un proceso normal que se asocia al envejecimiento del cristalino, pero se puede solucionar mediante la cirugía de cataratas con implante de lente intraocular, lo que además puede corregir la graduación previa. Es muy importante buscar irregularidades en la visión central", finaliza.