Deporte y Vida

SALUD

Jardinería: el hobby más beneficioso para la salud de los mayores

Un estudio publicado en el British Journal of Sports Medicine concluye que la jardinería puede ser tan beneficiosa para los mayores como el ejercicio físico.

jardinería mayores
Sanitas

Ya sea preparando un huerto urbano, con macetas sencillas, un jardín o una huerta, la jardinería se ha demostrado que es una de las actividades de ocio más beneficiosas para los mayores. Es lo que afirma este estudio del British Journal of Sports Medicine.

Y es que la jardinería puede ser tan beneficiosa para los mayores como el ejercicio físico. La investigación sugiere que los mayores de 60 años pueden reducir el riesgo de mortalidad hasta un 30% al dedicarse de forma regular a actividades del hogar, como el bricolaje o la horticultura. 

Los beneficios de la jardinería para los mayores

  • la jardinería involucra actividades físicas muy diversas como la manipulación de herramientas, o la ejecución de movimientos precisos a la hora de regar o trasplantar plantas
  • a través de la jardinería se mantiene un correcto funcionamiento de las articulaciones y la musculatura.
  •  la jardinería mantiene activo el cerebro

Según afirma David Curto, jefe de Gestión Asistencial de Sanitas Mayores, “la vegetación es un foco de estímulos y atención importante para el mantenimiento de las funciones cognitivas. Por ejemplo, cuidar de las plantas también implica cierta memorización de cuidados y atenciones específicas para cada especie”.

Estar pendiente del tiempo, de la evolución de cada planta, de la lluvia, del riego, de la mejor manera de optimizar los recursos, de cuidar las plantas, los bichos buenos y los malos... requiere además paciencia, y altas dosis de creatividad, ya que es una afición que engancha, relaja, y te hace sentir bien el ver los resultados al instante.

Y si la jardinería tiene estos beneficios, dar un paso más allá es interesante. Practicar la horticultura también tiene beneficios nutricionales. El cuidado y mantenimiento de vegetales y hortalizas que se puedan incluir en la dieta, hace que se preste más atención y se vigile cada detalle.

“El consumo habitual de alimentos de origen vegetal como las verduras, hortalizas, frutas, legumbres, semillas y frutos secos se asocian con menor riesgo de enfermedad cardiovascular, resistencia a la insulina, sobrepeso y ciertos tipos de cáncer, entre otros. Los alimentos de temporada tienen mayores beneficios que los de fuera de temporada ya que al permitir completar su ciclo natural hacen que sus características organolépticas como sus nutrientes sean mayores” señala Eva Bautista, nutricionista de Blua de Sanitas.