Deporte y Vida

Así se hace un huerto urbano

SOSTENIBILIDAD

Así se hace un huerto urbano

Así se hace un huerto urbano

Muchos psicólogos recomiendan trabajo manual en casa para combatir el estrés. Aprovecha el verano para relajarte aprendiendo un poco de jardinería.

Tener nuestro propio huerto en casa es una realidad. No hace falta tener el espacio que tenían nuestros abuelos, o vivir en el campo. Con un par de metros de terraza puedes plantar tomates, lechugas, pimienta, las flores que más te gusten… muchos hoteles tienen ya sus huertos urbanos por decisión de los chef. Y hay muchas comunidades de vecinos que en las azoteas están empezando a plantearse el huerto urbano.

Sin duda, la ciudad de Brooklyn es la más activa en este sentido, os recomiendo el documental y proyecto Brooklyn Grange. Conocí a sus directores y de cerca el proyecto y te muestra cómo el cambio empieza en nosotros. Te pone en alerta ante una realidad que duele: muchos niños nunca han tocado tierra, han visto crecer nada ni saben cómo es de verdad lo que comen.

Tener un huerto urbano se va a convertir en una actividad además relajante, entretenida, te sentirás súper orgulloso cuando veas tus progresos y te harás directamente con la tarjeta de socio del vivero más chulo de tu ciudad, aunque no tengas cerca uno, en unos días aprenderás dónde están los mejores. Y te enganchará ir a ver sus novedades de temporada. Vamos paso a paso.

Qué necesitas para tener tu propio huerto urbano

Los jardines y huertos verticales son tendencia tanto en restaurantes como en fachadas exteriores por su versatilidad.

Primero, un lugar donde plantar. Desde mesas de cultivo, pasando por jardineras, macetas más pequeñas o jardines verticales. Piensa en el espacio que tienes. La opción de las macetas es muy sencilla y te permitirá ir viendo qué crece mejor y cuándo.

La tierra, el sustrato. Es la clave. No es la misma tierra para flores, para árboles, o para hortalizas.

Qué plantar. Pueden ser semillas, puedes plantar flores ya crecidas, o árboles que estén creciendo. Todo dependerá de nuevo de tu espacio y de lo que quieras conseguir.

Agua y sol. Clave. El sol no depende de ti, no exclusivamente claro, pero saber la orientación de tu espacio será muy positivo para las plantas que vayas a poner. El agua, puedes buscar plantas que necesiten más riego, o no tanto. Cuando tu huerto esté a pleno rendimiento seguramente acabes optando por un riego automático, especialmente en verano, que te permite controlar el tiempo mejor, y las horas.

Las plantas y las hortalizas

La creatividad a la hora de montar huertos urbanos es una constante en redes sociales.

En una misma maceta puedes plantar fresas, son muy agradecidas y de rápido crecimiento. Las lechugas te sorprenderán, crecen rápidamente también. Las zanahorias, los rábanos, las cebollas, o los ajos, son muy sencillos de plantar y también tendrás rápidamente resultados.

Algunas semillas no requieren este tratamiento previo, puedes ponerlas directamente en el lugar que elijas, son cultivos fáciles y rápidos. Como judías, guisantes, lechugas, rúcula, espinacas, albahaca, cebollino, cilantro, perejil, rábanos, remolachas, cebollas, ajos… si es la primera vez que te enfrentas a un huerto, los tomates, pimientos, fresas y berenjenas serán los más sencillos.

Flores

Tu huerto puede ser más un jardín, que es una opción genial también. Si tienes mucha sombra, aprovecha con hortensias, son muy agradecidas y entre sol y sombra o ambientes frescos tendrás unas flores preciosas. Las calas aguantan muy bien el calor. Los rosales pequeños si les riegas a menudo y tienen buena tierra te darán flor varias veces en una misma temporada. Los tulipanes, en bulbos, como los narcisos, se plantan meses antes de que vayan a salir. Tardan, pero cuando salen, son maravillosos.

Si además eres un cocinitas, te encantará tener tu propia hierbabuena, o albahaca, tomillo, romero… las aromáticas además realizan una función de alejar mosquitos.

Qué plantar en verano

Durante el mes de julio puedes plantar albahaca, cilantro, lechugas, espinacas, rúcula, tomate, pimiento, berenjena. Los brotes son una idea hiper sencilla, fácil y que hará que tu huerto empiece a dar fruto rápidamente. Además, a tu alimentación le aportará vitaminas y sales minerales.

Qué plantar en otoño

Está a la vuelta de la esquina si pensamos en la naturaleza. Puedes plantar judías, lechugas, acelgas, rúcula, habas, guisantes, perejil.

0 Comentarios

Normas Mostrar