Deporte y Vida

FISIOTERAPIA

Factores de riesgo, prevención y tratamiento de una fascitis plantar

fascitis plantar

as.com

No hay consenso científico sobre el tratamiento más eficaz: con un diagnóstico precoz y la aplicación de los tratamientos conservadores tradicionales, el pronóstico es favorable y se cura en el 80 % de los casos.

Ahora que llega el cambio de calzado por la primavera y el buen tiempo pueden surgir lesiones en los pies, dolores de hueso, que no hacen sino incrementar las visitas a los fisioterapeutas. Además de la práctica habitual de ejercicio que con el buen tiempo se incrementa.

No hace falta ser un deportista de élite, ni correr todos los domingos una carrera. Por eso hoy volvemos a recordar la importancia de la prevención, el diagnóstico precoz y los tratamientos profesionales para curar una dolencia común y dolorosa.

Factores de riesgo para una fascitis plantar

"La etiología de la fascitis plantar es probablemente multifactorial. No existe un consenso claro para determinar los factores de riesgo. No obstante, en la literatura científica se han descrito numerosos factores de riesgo. El factor de riesgo más importante es un acortamiento del tríceps sural (músculos de la pantorrilla). Por este motivo, la mayoría de protocolos terapéuticos incluyen los estiramientos de dichos músculos y también de la fascia plantar", nos cuenta a Deporte y Vida el doctor Antoni Morral, especialista en Fisioterapia, director de la Clínica Salut i Sport de miembro de Top Doctors.

"Destacamos también la obesidad, la excesiva pronación del pie, un calzado inadecuado, el acortamiento de los músculos isquiosurales (músculos de la cara posterior del muslo), la disminución de la movilidad articular en la articulación metatarso-falángica del primer dedo, los microtraumatismos de repetición por sobreuso y un rápido incremento en los niveles de actividad física, laboral o deportiva", añade.

"Otros factores de riesgo son las patologías sistémicas como la artritis reumatoide, la espondilitis anquilosante, la diabetes, un bajo nivel de estrógenos, y una pobre nutrición. En el mundo del deporte, los factores de riesgo descritos son: el exceso de actividad, la alta intensidad, las superficies de entrenamiento blandas como el tartán de las pistas de atletismo, los errores en la técnica deportiva, los errores en el entrenamiento, la fatiga y los déficits de fuerza y de flexibilidad", recalca.

Un mal calzado perjudica gravemente el pie.

Prevención de la fascitis plantar

"La prevención de la fascitis plantar pasa por evitar los aumentos súbitos de la intensidad y duración de la marcha o la carrera. Toda actividad física necesita progresión y un proceso de adaptación. También es importante invertir en un buen calzado de calle, deportivo o laboral. Controlar la alimentación y el sobrepeso. Mantener una buena elasticidad de los músculos de la región posterior del muslo y la pantorrilla", incide.

Diagnóstico de la fascitis plantar

"El diagnóstico de la fascitis plantar es básicamente clínico. Los pacientes suelen referir dolor durante los primeros pasos al levantarse de la cama por la mañana o después de estar un periodo de tiempo sentado. Es frecuente provocar dolor al presionar en la inserción proximal de la fascia plantar", comenta.

"La ecografía permite detectar cambios en el grosor y en la ecogenicidad de la fascia. Además de identificar el grosor de la fascia, puede detectar la presencia de calcificaciones, bursitis o roturas de la fascia. La ecografía es una técnica no invasiva, rápida, segura, no dolorosa, con una buena relación coste-beneficio, y que permite obtener imágenes de alta resolución muy útiles para confirmar el diagnóstico de la fascitis plantar. Es frecuente observar diferencias ecográficas en el mismo paciente entre la fascia plantar sana y la afectada. Como norma general, un grosor de la fascia superior a 4 milímetros a nivel de su inserción con el calcáneo y una disminución de la ecogenicidad, son indicadores que se asocian a menudo con fascitis plantar. Estos valores ecográficos suelen aparecer en aquellos pacientes que presentan una clínica compatible con una fascitis plantar, y pueden ser de ayuda para confirmar el diagnóstico", cuenta el doctor.

Pronóstico

"La fascitis plantar es una patología autolimitada, es decir su duración está restringida a la propia evolución natural y no por otras influencias. Para algunos autores, el 80 % de los pacientes con fascitis plantar, resuelve su sintomatología antes de los 6 meses. El resto puede evolucionar hacia una fascitis plantar crónica", dice.

Tratamiento de las fascitias plantar

"La fascitis plantar responde bien a múltiples terapias conservadoras. No hay consenso científico sobre el tratamiento más eficaz. Con un diagnóstico precoz y la aplicación oportuna de los tratamientos conservadores tradicionales, el pronóstico es favorable, con aproximadamente una resolución de la sintomatología en el 80% de los casos. Los tratamientos iniciales se basan en ejercicios de estiramiento de la fascia plantar y de los músculos de la pantorrilla (gastrocnemios)", comenta.

"También suele recomendarse el uso de taloneras y evitar el calzado con poco tacón. Es importante controlar, en la medida de lo posible, los factores de riesgo. Otros tratamientos muy utilizados son los fármacos antinflamatorios y las infiltraciones de corticoesteroides. El 20% de pacientes que no responde a los tratamientos conservadores pueden ser candidatos a otros tratamientos como las ondas de choque", comenta.

"Los algoritmos de decisión terapéutica no recomiendan el uso de las ondas de choque en pacientes con fascitis plantar de menos de 3 meses de evolución. En la gestión de la fascitis plantar de menos de 6 semanas de duración, un programa de estiramientos de la fascia plantar y de los gastrocnemios tiene una eficacia superior al tratamiento con ondas de choque", finaliza el especialista.

Eso sí, "la opción quirúrgica debe ser valorada en última instancia y tras varios fracasos de las terapias conservadoras".