Deporte y Vida

LESIONES

Charlize Theron: la lesión de cuello que la llevó al hospital por un ataque de risa

Charlize Theron

Taylor Hill

FilmMagic

La actriz sudafricana confesó hace unos días como viendo la película 'Borat' hizo un movimiento brusco con el cuello y acabó en el hospital con una lesión de cuello seria.

Una actriz: Charlize Theron. Una película: Borat. Un ataque de risa que acaba en el hospital por unos movimientos bruscos y secos que lesionan el cuello. No es un guión, es la realidad que ha vivido la actriz sudafricana, que durante cinco días ha estado ingresada.

No es la primera vez que Theron sufre lesiones de este tipo, ya que ya tenía una lesión previa de hernia de disco. "Yo tenía una lesión en el cuello, una hernia de disco. Cuando fuimos a ver la película, a la mitad, me reí tanto que se me trabó el cuello. Estuve cinco días en el hospital", recordó la actriz, que confesó que, después de ésto, nunca pudo terminar la película.

El cuello de Charlize Theron

Cuando estaba grabando la comedia romántica que protagoniza con Seth Rogen, Long Shot, que se estrenó hace unos días, también tuvo un pequeño accidente. Cuando se estaba poniendo unas rodilleras para una escena, se le soltaron de las manos, y con la fuerza se golpeó contra un banco que había detrás de ella, de nuevo en el cuello. Y de nuevo volvió a urgencias.

Cómo prevenir lesiones en el cuello

Las lesiones en el cuello por movimientos bruscos son comunes. Es el conocido 'headbanging', que se caracteriza por, al mover el cuello de manera rápida, y brusca, sentir dolores de cuello, latigazos cervicales, incluso alguna fractura de algún hueso en el cuello, hasta disección de la arteria carótida en las situaciones más graves…

Una musculatura fuerte evitaría este tipo de lesiones, pero en el caso de Theron, el haber tenido una lesión, hace que su cuello esté mucho más frágil. Es verdad que no se puede evitar en ocasiones, y si te da un ataque de risa, te da, pero intentar mover la cabeza más despacio y, sobre todo, estar atento a los síntomas después, sobre todo para evitar los problemas neuronales que suelen ser silenciosos, es clave.

Para las hernias de disco hay que realizar fisioterapia, hidratarse muy bien para que los discos estén hidratados, dormir más, para mantener la postura horizontal y no dañar tanto el cuello, y cuidar muchos los movimientos. Fortalecer la musculatura es clave para prevenir y proteger la zona.