Deporte y Vida

SALUD

'Síndrome del ordenador': 6 consejos para velar por la higiene postural

síndrome del ordenador, gamers, lesiones, dolores musculares, obesidad, consejos

TOBIAS SCHWARZ

AFP

Quienes se pasan la vida sentados delante de una pantalla, bien por cuestiones de trabajo o simplemente por ocio, pueden lidiar con dolores físicos, problemas visuales e incluso metabólicos.

Es un hecho. Cada vez pasamos más tiempo frente a una pantalla. Ya sea la de un ordenador o la de la televisión, el caso es que ese hábito puede desembocar en problemas crónicos de salud y manifestarse de muy diverso modo. Y esta costumbre convertida en patología tiene un nombre: el 'síndrome del ordenador’.

Se trata de un fenómeno muy frecuente entre los adolescentes, jóvenes y, particularmente, entre el gremio de los gamers, que se pasan la vida sentados frente al ordenador pero encorvados a causa de la adrenalina que genera el juego y sus ansias de ser partícipes en primera persona. Y las consecuencias son dolor de espalda, resequedad ocular, tendinitis de palma o muñeca, problemas de visión, contracturas, obesidad, retención de líquidos y dolor de cuello.

6 consjejos para una correcta higiene postural

Estos síntomas pasan factura a lo largo de los años. Lo principal es corregir las malas posturas en la juventud ya que, en caso contrario, vas a ser propenso a encorvarte a medida que te haces mayor y posiblemente padecerás muchos otros problemas como hernias discales lumbares o cervicales, ya que la columna vertebral y los hombros se resienten y el cuello se ve dañado”, explica el doctor José Nebot, jefe de traumatología de urgencias del Hospital Vithas Nisa Virgen del Consuelo de Castellón, que comparte una serie de consejos para evitar el síndrome del ordenador:

1. Mantener la espalda erguida y alineada, repartiendo el peso

2. Talones y las puntas de los pies apoyados en el suelo, las rodillas en ángulo recto con las caderas, pudiendo cruzar los pies alternativamente.

3. Sentarse lo más atrás posible, apoyando la columna firmemente contra el respaldo, que ha de sujetar fundamentalmente la zona dorso-lumbar.

4. Evitar los asientos blandos, los que no tengan respaldo y aquéllos que nos quedan demasiado grandes o pequeños.

5. Colocar el monitor frente a los ojos, a una distancia de unos 45 centímetros con la posibilidad de orientar e inclinar.

6. Teclado y ratón deben estar a nivel de los codos por lo que un ajuste correcto del reposabrazos de la silla es muy importante para que no se produzcan lesiones.