Deporte y Vida

MEDIO AMBIENTE

Un test genético para detectar la peligrosa Xylella fastidiosa

xylella fastidiosa

ASCIRES Labs

Los laboratorios españoles ASCIRES-Sistemas Genómicos han creado una prueba de ADN capaz de detectar de forma temprana la presencia de esta grave enfermedad, que supone la principal amenaza para el cultivo de cítricos, olivos o vides en España y Europa.

Los test genéticos no son sólo claves para la detección de enfermedades en las personas, sino también en el medio ambiente que nos rodea. Hoy hablamos de la agricultura y la posibilidad de detectar de manera muy temprana, una bacteria que acaba con los olivos, vides y árboles cítricos de media Europa.

Se trata de la bacteria Xylella fastidiosa, "que actúa destruyendo el xilema, los vasos que trasladan el agua y los nutrientes a la planta, lo que provoca que no pueda alimentarse adecuadamente desencadenando el amarillamiento de las hojas, procesos de clorosis y, finalmente, su marchitamiento”, explica Lucía Bernad Palomares, gerente del área de Agrogenómica en ASCIRES. "Sólo una prueba genética que analice el extracto de ADN de la planta puede asegurar a los profesionales del campo la presencia de esta infección bacteriana”.

La mejor manera de cuidar la agricultura

Esta prueba genética nace en pleno surgimiento de nuevos casos de Xylella fastidiosa en España, localizados en la Comunitat Valenciana, Madrid y Andalucía, que se suman al primer brote detectado en nuestro país en el año 2016, en Islas Baleares.

“El test que hemos diseñado utiliza dos sistemas de detección distintos basados en la técnica denominada PCR en tiempo real, lo que nos permite identificar la práctica totalidad de las subespecies de Xylella fastidiosa conocidas en la actualidad. De esta forma, el test permite detectar la subespecie Xylella fastidiosa subsp. multiplex causante de las infecciones presentes en la Comunidad Valenciana. Dado que la bacteria presenta una gran variabilidad genética resulta esencial que el test permita detectar la mayoría de las subespecies asociadas, por lo hemos dedicado especial atención a este aspecto”, concluye la especialista.

Este innovador análisis genético, el más sensible lanzado hasta la fecha, es capaz de detectar la bacteria causante de esta enfermedad con la mayor fiabilidad, incluso en árboles y plantas que no muestran síntomas de infección, hasta en 12 horas, por lo que la manera de tratar la planta y salvar la cosecha es fundamental.