Deporte y Vida

TENIS

Nicolas Kuhn: calambres y parálisis en directo mientras jugaba

Nicola Kuhn

Michael Reaves

AFP

El tenista español no pudo terminar el partido del Masters 1000 de Miami por los problemas físicos que sufrió, unas imágenes que han dado la vuelta al mundo por lo impactantes que son.

Las impactantes imágenes del tenista español Nicolás Kuhn sobre la pista de tenis en Miami han dado la vuelta al mundo. Gestos de dolor, calambres, parálisis incluso que dejaban al público en directo sin saber qué decir y a los espectadores por televisión paralizados.

Entrevistamos para Deporte y Vida al doctor Mora, traumatólogo especialista en medicina deportiva, director de la clínica Itramed, nos explica qué fue lo que le pasó, cómo puede recuperarse, qué hacer para evitar esto y que ha analizado la dureza del tenis y toda la preparación física que supone, sobre todo, pistas tan lentas como las de Miami.

La importancia de la musculatura en el tenis

"El tenis es un deporte de gran exigencia física y mental. Las características del tenista son la velocidad, la resistencia física y psicológica y la coordinación, todo ello exige un entrenamiento diario, con programaciones de entrenamientos y estrategias de trabajo muy dirigidas y planificadas", nos cuenta.

"A nivel muscular se trabaja tanto el tren superior (brazos y pectoral), tren inferior (Piernas y glúteos), y core o zona abdominal. Los entrenamientos exigen repeticiones continuadas de movimientos que producen estrés por fatiga en músculos y tendones, y de forma habitual se traduce en calambres, sobrecargas, desgarros musculares o lesiones tendinosas", añade.

"Los calambres musculares asociados con el ejercicio se definen como la contracción dolorosa, espasmódica e involuntaria del músculo esquelético que ocurre durante el ejercicio o inmediatamente después.

Agotamiento muscular, posible causa

"Una de las causas más habituales en deportistas es la fatiga muscular que se acumula durante competiciones largas y exigentes. De forma habitual el deportista comienza a notar espasmos en la musculatura, que si no cesa la actividad deportiva, aumentan en intensidad pudiéndose convertir en espasmos agudos paralizantes", explica.

El calor extremo, posible desencadenante

"Otra de las causas puede deberse a un desequilibrio hidroelectrolítico por exceso de sudoración en condiciones de calor extremo o larga duración del ejercicio, o por déficit de hidratación y aporte de electrolitos", nos cuenta a Deporte y Vida.

"En ocasiones menos frecuentes existe una enfermedad de base en la cual el músculo no recibe la glucosa necesaria para el funcionamiento normal, debido a un déficit de metabolismo de la misma".

"Los músculos afectados con mayor frecuencia por los calambres son los tríceps sural, isquiotibiales, gemelos y cuádriceps situados en las extremidades inferiores".

Cómo prevenir calambres y colapsos

"La forma de prevenir estos colapsos realizando un acondicionamiento correcto de la actividad evitando los estados de fatiga muscular extrema, adaptar los periodos de desacanso-actividad adecuados, realizar una rutina de estiramiento de forma periódica en especial de los músculos afectados por los calambres, mantener una nutrición adecuada (basada en electrolitos y carbohidratos) para evitar la fatiga durante el ejercicio, y reducir la intensidad y la duración del ejercicio si fuera necesario".

"En el caso de persistir los calambres tras adoptar todas las medidas indicadas, el deportista deberá ser valorado por un médico especialista para realizar un estudio metabólico".