Deporte y Vida

MOTOCICLISMO

La difícil y lenta recuperación del hombro de Marc Márquez

marc márquez

Twitter

Debería haber estado 9 semanas de reposo, y tener el alta para mediados de enero para empezar a realizar ejercicios en piscina, bicicleta estática, elíptica, trabajo cardiovascular, ejercicios de control motor y de reeducación de su hombro, control propioceptivo...

Ya lo pidió Marc Márquez para Navidad, 'quiero recuperarme pronto', pero parece que el proceso de recuperación va ir más lento de lo que parece. Las pruebas de febrero en Malasia  igual tienen que esperar ya que esta lesión crónica está siendo más lenta de lo que esperaba.

Márquez está trabajando con el fisioterapeuta deportivo Carlos J. García, incluso con las famosas ventosas que muchos deportistas de élite han utilizado, la ventosaterapia. ¿Llegará al inicio del Mundial?  Preguntamos a Juan del Riego Cuesta, profesor del Departamento de Fisioterapia de la Universidad Europea, especialista en lesiones deportivas.

¿Qué pasos deberá seguir?

En éste tipo de lesiones crónicas que requieren de una reconstrucción quirúrgica, los tiempos los marcan los cirujanos, ya que son los que corrigen el problema y ven con objetividad la realidad de la situación.

Marc Márquez fue intervenido quirúrgicamente el día 4 de diciembre del 2018 de una inestabilidad crónica por luxación glenohumeral recidivante multidireccional. Esto significa que la cabeza del húmero de salía de su sitio (glenoides escapular) con demasiada frecuencia, y con demasiada facilidad en cualquier dirección, imposibilitándole en un futuro próximo ejercer su profesión, pilotando una moto GP con garantías y pudiendo competir al máximo sin pensar en su hombro.

Es bueno conocer la situación previa, para pensar en los pasos que deberá seguir, porque de ellos depende el éxito o el fracaso de ésta compleja intervención quirúrgica. Es compleja, porque a Marc le han realizado una doble intervención.

La primera fue una cirugía abierta para solucionar la inestabilidad por delante del hombro. Ésta es la más delicada en cuanto a los pasos a seguir después de la cirugía o lo que es lo mismo, en cuanto a los cuidados posteriores se refiere. Hay que tener en cuenta que para sujetar la cabeza humeral por delante, quitan la apófisis coracoides de le escápula del mismo hombro de su sitio, y la fijan con dos tornillos en el borde anterior de la cavidad glenoidea, sirve como tope óseo de la cabeza humeral, para que ésta no se salga hacia delante.

Físicamente se coloca un bache por delante, difícil de saltar para el húmero por delante del hombro. Este tope necesita de 6 semanas para ser completamente estable y quedar bien fijado. Cualquier maniobra que estrese ese tope mientras se está soldando durante la rehabilitación puede poner en riesgo la futura estabilidad anterior del hombro, de ahí que sean necesarias 6 semanas completas antes de poder realizar cualquier movimiento normal y completo del hombro.

La segunda fue una reconstrucción de los ligamentos y la cápsula posterior por cirugía artroscópica, en éste caso para resolver la inestabilidad posterior –que por lo que he podido leer, también aparecían muy dañados–. Es una cirugía que requiere de habilidad y precisión, pero menos delicada que la otra cirugía en cuanto a los cuidados posteriores se refiere en el caso de Marc, porque el tiempo de reposo que va a requerir la otra intervención de 3 semanas prácticamente sin mover el hombro es el tiempo necesario para que este tejido reparado de la cápsula posterior quede bastante resuelto en cuanto a la cicatrización se refiere.

Por lo tanto, en condiciones “normales” si no ha habido ninguna complicación, infección o proceso que haya podido alterar los tiempos, se requerirán 6 semanas para recibir el alta médica, en torno al 15 de enero del 2019. Según las previsiones de 3 semanas desde la cirugía, debió haber estado en reposo casi total del hombro con el cabestrillo hasta el 25 de diciembre, más o menos, y a partir de ahí si no hubiera habido nada que indicase lo contrario, habría comenzado a realizar una rehabilitación suave, basada en movilizaciones pasivas y activo asistidas, teniendo muy en cuenta que el objetivo principal es no poner en riesgo la cirugía y que ese tope óseo quede estable y en su sitio.

A partir del alta médica, ya cambia del todo el escenario, en el que Marc y su equipo de trabajo, (fisioterapeuta, preparador físico, etc.) se programarán con más seguridad y libertad para intentar recuperar la funcionalidad completa, con la movilidad y fuerza necesarias para pilotar, para sujetar el hombro y la moto.

¿Cómo va a ser la rehabilitación?

Pues en éste punto hay que tener muy en cuenta la materia prima. Marc Márquez es un súper deportista, competidor, campeón, acostumbrado a ejercitarse al máximo, a sufrir compitiendo y entrenando, y cuyo objetivo será llegar lo antes posible, en las mejores condiciones. Marc tiene 25 años y se encuentra en el mejor momento de un deportista en cuanto a fuerza y potencia se refiere.

Querrá recortar tiempos haciendo doble o triple sesión diaria, con su fisioterapeuta “pegado a él” prácticamente hasta las primeras pruebas en Sepang del 6 al 8 de febrero. Durante éste proceso de rehabilitación, Marc mantendrá un buen acondicionamiento físico cuidando la alimentación y manteniendo el resto de su cuerpo en las mejores condiciones en cuanto a fuerza, potencia y resistencia se refiere.

Ejercicios en piscina, con bicicleta estática, elíptica y otros para el trabajo cardiovascular, trabajo con gomas, diagonales, mancuernas, ejercicios de control motor y de reeducación de su hombro, control propioceptivo, también estarán presentes en su programa de rehabilitación.

Competir en Moto GP requiere de fuerza, resistencia física y mental, concentración, visualización, concentración, mentalización previa y seguro que muchas otras habilidades que estarán presentes en su proceso de rehabilitación.

¿Llegará al inicio de la temporada de Moto GP?

Lo primero es recuperar el hombro al 100% para poder competir cuanto antes y olvidarse de este percance lo antes posible. Por sus declaraciones, parece algo que tiene bastante claro. Un campeón como Marc intuyo que llegará en bastante buenas condiciones a los primeros test de Sepang. No creo que se sienta al 100 % y no creo que arriesgue lo más mínimo pero quizás llegue en condiciones de subirse a la moto y probar sensaciones.

¿Tendrá secuelas?

Si todo va bien y se cumplen las previsiones, tenemos como referencia a otros pilotos que se han operado de lo mismo y compiten con normalidad. El caso de Marc es particular, porque a otros pilotos se les ha intervenido de una de las dos cirugías que le han realizado a Marc y no de ambas a la vez, pero no creo que vaya a tener secuelas por esta circunstancia.

¿Qué debemos hacer con el dolor?

En cuanto al dolor, el alto rendimiento deportivo va acompañado de sufrimiento, ambición y capacidad de superación. En algunas ocasiones, un deportista corta su carrera deportiva por no soportar ese sufrimiento que solo unos pocos son capaces de superar.

Marc, como todos los deportistas de alto nivel, está acostumbrado a convivir con el dolor. El dolor forma parte de sus vidas, las caídas, golpes y lesiones están acompañadas de dolor de mayor o menor intensidad. En éste proceso, viendo el perfil de Marc, me imagino que antes de cada sesión, lo tiene asumido como algo normal y necesario para poder avanzar en su recuperación.

Lo he visto muchas veces en deportistas con su perfil. Para alguien que ha sido capaz de competir al más alto nivel en Moto GP con un hombro que se le salía de su sitio, entiendo que el manejo del dolor no es un problema ni lo va a ser en su proceso de recuperación.

0 Comentarios

Normas Mostrar