Deporte y Vida

CIRUGÍA ESTÉTICA

La enfermedad de Peyronie o incurvación del pene: lo que no sabías

enfermedad de Peyronie o incurvación del pene

Getty Images

La Enfermedad de Peyronie conlleva aparición de dolor en la erección, incurvación y molestias durante las relaciones sexuales tanto para el hombre como para su pareja.

La cirugía estética no consiste sólo en retocar rasgos faciales para parecer más joven. Los hombres se realizan muchas más cirugías de las que se dicen, y bastantes tienen que ver con los genitales, como la Enfermedad de Peyronie.

Esta enfermedad consiste en la aparición de placas de tejido fibroso en las cubiertas de los cuerpos cavernosos del pene, lo que conlleva la aparición de dolor en la erección, incurvación del miembro y molestias durante las relaciones sexuales tanto para el hombre como para su pareja.

Cómo tratar la enfermedad de Peyronie

Preguntamos al cirujano Javier Cabrera, de Clínicas Dorsia, quien nos responde a todas las dudas sobre esta cirugía. Porque, ¿cuándo se debe consultar con los facultativos? "Los pacientes suelen consultar cuando aprecian una curvatura que les molesta la actividad sexual",  nos cuenta a Deporte y Vida.

"La enfermedad de Peyronie no es una patología tumoral por lo que no debe preocupar desde el punto de vista de salud general pero sí de la salud sexual, la cual puede verse gravemente afectada o incluso imposibilitada", explica. 

¿Cuándo se debe consultar?

Hay que tener en cuenta que en un 40 - 50 % de los casos la enfermedad va a progresar (crecer), aumentando la deformidad y las molestias sexuales en muchos casos haciendo imposible la penetración y generando disfunción eréctil. El consejo es que consulten desde las primeras molestias.

¿Cómo es la operación?

La intervención quirúrgica está indicada cuando la incurvación peneana es tan marcada que dificulta la actividad sexual o cuando la deformidad incomoda al paciente desde el punto de vista estético. Los resultados son muy buenos y gratificantes para los pacientes que pueden recuparar su actividad sexual habitual sin problemas.

La intervención para corregir la incurvación peneana puede ser de 2 tipos:

-técnica sencilla : consiste en corregir la curvatura dando unos puntos o generando plicaturas en el lado contrario, para de esta manera compensar la deformidad, conlleva una pérdida de longitud del pene en erección.

-tecnica con injerto: consiste en extirpar la placa fibrosa y recubrir el defecto con un injerto. Es más compleja y delicada que la anterior. No conlleva perdida de longitud.