Deporte y Vida

NUTRICIÓN

10 trucos fáciles para reducir 500 calorías al día

dieta verano

Getty Images

Te damos 10 trucos sencillos para reducir 500 calorías al día en verano: pan sólo para desayunar, pasta y arroz integral, cerveza sin, nada de procesados, raciones pequeñas…

El verano es un momento complicado si estás haciendo una dieta, si quieres perder peso, o si te gustaría no engordar más que lo justo ahora que estás luciendo tipazo tras el esfuerzo del invierno. Y si te dijéramos que tenemos 10 trucos para reducir 500 calorías al día?

La doctora Paula Rosso, especialista en nutrición y medicina estética del Centro Médico Lajo Plaza ha sido la encargada de crear este decálogo de buenos hábitos alimentarios para que llevar una vida más saludable sea posible.

Pan, arroz, pasta… mejor integral: a nivel calórico son muy similares, pero comerás menos cantidad al ser más saciantes dado que el proceso digestivo es más lento.

Meriendas de 100 calorías: “sáltate el modo de preparación recomendado en el envase. Mezcla gelatina dietética, que tiene solo 12 calorías por sobre (después de añadir el vaso de agua caliente) con un yogurt desnatado. Puedes añadir frutas cortadas. Total de calorías: menos de 100, con todo el aporte de proteínas de la gelatina y las vitaminas de las frutas”, explica Rosso.

Adiós a los procesados: no sólo por la gran ingesta de calorías que conllevan, sino también porque el orgnanismo responde a veces con cansancio, infecciones, malestar estomacal, digestiones más pesadas…

Cocina en crudo: una cucharada de aceite de oliva tiene 108 calorías. La tendencia de cocinar en crudo es no sólo una moda, sino también un punto positivo para tu alimentación, “ya que los alimentos crudos son más difíciles de digerir y hacen trabajar extra al aparato digestivo”.

Bebidas sin: ya sabemos qué engorda más entre la cerveza o el vino para este verano según el aporte calórico, pero además la cerveza sin también tiene menos de la mitad de calorías que la convencional. En cuanto a los refrescos cero cero, el problema son los gases, que provocan hinchazón por lo que las bebidas sin burbujas son la mejor opción.

Cuidado con lo light: no siempre lleva menos calorías, a veces tienen un extra de azúcares añadidos. Y se suele correr el riesgo de comer más cantidad creyendo que engordan menos.

Pan sólo para desayunar: “la mañana es el mejor momento para poder incorporar hidratos como el pan que nos aportan energía durante un tiempo prolongado, pero es fundamental eliminarlo en cualquier otro momento del día. Prescindir de él en la comida y en la cena nos permite ahorrar hasta 300 calorías”, comenta la nutricionista.

Evita las frutas con más azúcar: como la uva, el plátano, papaya, mango… A no ser que vayas a hacer ejercicio por la tarde (se puede comer una fruta antes) es mejor reservar las frutas a las primeras horas del día. Las frutas menos calóricas son la pera, mandarina, fresa, melón, sandía, manzana y kiwi.

Cocinar lo justo: nada de llevarte la bandeja a la mesa y comer para que no sobre. Cambiar de platos y comer raciones mini te hará consumir un 30 % de calorías por plato.

En restaurantes: antes de que te traigan un aperitivo, pide que no lo hagan. Ni patatas, ni pan, ni esos extras que una vez ves en la mesa es muy difícil evitar la tentación.

0 Comentarios

Normas Mostrar