Deporte y Vida

¿Qué aditivos puede llevar la comida?

NUTRICIÓN

¿Qué aditivos puede llevar la comida?

¿Qué aditivos puede llevar la comida?

El dietario de Cristina

Los aditivos alimentarios, pese a su mala fama, son sustancias que se agregan a los alimentos y bebidas para mejorar su proceso de elaboración o conservación.

Colorantes, edulcorantes, conservantes…todos son aditivos alimentarios, es decir, sustancias que por sí mismas no poseen ningún valor nutricional, pero que se agregan a alimentos y bebidas con el fin de modificar sus caracteres organolépticos (sabor, olor, color, textura…) o facilitar y mejorar su proceso de elaboración o conservación.

Todos estos aditivos se identifican con una letra E en el reverso de los productos en la Unión Europea, y es el Comité Científico o la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria quien evalúa si son seguros para nuestra salud. El uso de ciertos aditivos permite que los alimentos duren más tiempo, lo que hace que exista mayor aprovechamiento de los mismos y por tanto se puedan bajar los precios y que exista un reparto más homogéneo de los mismos.

Conservantes

Algunas verduras o frutas pueden llevar conservantes.

Se usan para minimizar o detener el impacto causado por diferentes tipos de microorganismos como el moho o la levadura. Hasta un 20% de los alimentos producidos en el mundo se pierden por el deterioro que causan los microorganismos, por lo que los conservantes son un bien necesario para no tener problemas de salud a través de lo que ingerimos. Entre los conservantes más usados se encuentran los sulfitos, presentes en patatas fritas, vino y algunas frutas.

Aromatizantes

Son sustancias que aportan sabor a los alimentos, haciendo que se vuelvan más dulces, agrios, ácidos o salados. Se emplean mucho en la preparación de gran variedad de productos ya que son sustancias que aportan un determinado aroma para modificar el sabor o el olor de los alimentos, y sobre todo se usan en los refrescos. Existen tres tipos: los naturales, los idénticamente naturales (obtenidos a través de los naturales) y los artificiales.

Colorantes

Un colorante es una sustancia capaz de teñir fibras vegetales y animales, y se utilizan desde tiempos muy remotos. La apreciación de los sabores puede variar en función del color que tenga el alimento, y por ello se usan para añadir o restaurar el color natural que se pierde a la hora de cocinarlos o al quedar expuestos a la luz, la humedad o el aire.

Edulcorantes

Los edulcorantes se usan para sustituir al azúcar.

Seguramente son los que mejor conozcáis, ya que los edulcorantes se usan, sobre todo, para sustituir el sabor del azúcar por su bajo o nulo contenido calórico. Es decir, lo que hacen es dotar de un sabor dulce a los alimentos que de otra forma tendrían un sabor amargo o desagradable. Los tres compuestos más usados para sustituir al azúcar son la sacarina, el aspartamo, la sucralosa, y últimamente un edulcorante herbal llamado stevia.

Antioxidantes

Los antioxidantes se utilizan como aditivos alimenticios para ayudar a preservar los alimentos. Constituyen una clase especialmente importante de conservantes ya que a diferencia de los desechos de bacterias o fungi, las reacciones de la oxidación aún ocurren relativamente rápido en alimentos congelados o refrigerados. Algunos de los más populares son el alfa tocoferol y el ácido cítrico, capaz de conservar el color de las verduras y las frutas.

Espesantes

Son sustancias que al agregarse a una mezcla, aumentan su viscosidad sin modificar sustancialmente otras propiedades como el sabor. Se encargan de dar consistencia a salsas, lácteos, cremas o mermeladas. Algunos de los espesantes más utilizados son la gelatina, la pectina o los extractos de algas.

0 Comentarios

Normas Mostrar