Deporte y Vida

SALUD

7 consejos para perder 2 kilos en dos semanas de forma saludable

7 consejos para perder 2 kilos en dos semanas de forma saludable

Másquesalud

La realidad es que perder 2 kilos en 2 semanas no es tarea fácil, pero si sigues algunas de las pautas que te diremos a continuación, te será menos complicado.
Nominados Oscar mejor director 2019

Ya estamos en verano, y aunque en Deporte y Vida somos contrarios a las “operaciones bikini” basadas en dietas extremas, que seguramente se dejarán a lo largo del tiempo ya que tienen nula adherencia, os vamos a contar algunos secretos que sí os permitirán perder un par de kilos en dos semanas. De hecho, perder un kg a la semana es un objetivo factible, sobre todo si acompañamos nuestra alimentación de ejercicio físico.

El deporte, tu aliado imprescindible

El deporte te hará perder más calorías.

Si hay algo que nos ayuda adelgazar más rápidamente es practicar ejercicio físico. No te obsesiones con grandes esfuerzos si eres una persona previamente sedentaria, simplemente sal a caminar durante media hora y, si cuidas tu alimentación, seguro que verás resultados. En caso de que ya practiques deporte previamente, prueba el ejercicio de alta intensidad a intervalos (o HIIT) o aumenta el tiempo y la intensidad que antes le dedicabas.

Calcula las calorías

Para conseguir entrar en un estado de quema de grasa, necesitaremos un balance calórico negativo. Para hacerte una idea, calcula a grandes rasgos los alimentos que has comido últimamente y hazte una idea de que deberías cortar al menos la ingesta de 300 o 400 calorías diarias. Cuando pase la primera semana y veas si has conseguido perder el primer kg, revisa tu alimentación para hacer los ajustes que requieras.

Prueba a hacer menos comidas, pero más ligeras

De esta forma, conseguirás controlar tu saciedad. Es más probable que te entren ganas de devorar si haces solo dos comidas que si haces cinco, por lo que así controlarás fácilmente la ingesta de calorías. Hacer pequeñas ingestas cada tres horas nos aportará energía y evitaremos los ataques de hambre, que ya sabemos que irán al depósito de grasa. Recordemos que no es imprescindible comer cada dos o tres horas, hacer más comidas simplemente te puede ayudar a no tener los clásicos atracones.

Fruta y verdura, la base

La fruta y la verdura son tus aliados principales.

Olvida la pirámide alimentaria, que dice que hay que comer varias raciones de hidratos de carbono provenientes de pan, pasta o arroz. No existe nada más saludable y con mayores micronutrientes que la verdura y la fruta, así que asegúrate de que tu alimentación se sustenta en estos dos tipos de alimentos. Eso sí, intenta cambiar tu mentalidad para siempre, y que perder estos dos primeros kilos te sirvan de lanzamiento para lograr otras metas.

Olvida el alcohol

Dicen que tomar una copa de vino o de cerveza no es malo, pero el problema es que después de la primera…vienen la segunda o la tercera. Además, solemos acompañar el alcohol de alimentos poco saludables como patatas fritas o diferentes snacks. Y claro, al final la mezcla calórica es mayor de la que pensábamos. Evita consumir alcohol y tendrás mucho terreno ganado, ya que además después de beber tenemos más hambre.

Suplementos quemagrasa

Puedes suplementarte con cafeína o té verde, ya que estimularán la quema de grasa durante el ejercicio que deberás realizar y además pueden ayudarte a tener más energía durante los entrenamientos. En las tiendas especializadas de nutrición también encontrarás productos que contienen una variada mezcla de estimulantes, que te pueden echar un cable en tu objetivo. Eso sí, jamás olvides que son suplementos y que son solo una ayuda, y no los uses para sustituir comidas.

Agua sí, bebidas azucaradas no

Recuerda hay que beber al menos dos litros de agua al día, e incluso más si practicamos ejercicio físico. Además, el agua también consigue saciarnos y evitar las grandes cantidades de comida. Puedes probar a beberte un vaso antes de cada comida. Por el contrario, olvida los refrescos azucarados, que no aportan ningún nutriente interesante, pero sí unas 140 calorías por cada lata de 330 ml.