VUELTA A ESPAÑA

Ciccone, el relevo italiano

El líder del Trek intentará el top-5 en La Vuelta en su primera carrera como único líder y confirmarse como un ciclista para generales de grandes.

0
Ciccone, el relevo italiano
PEPE ANDRES DIARIO AS

Italia vive un buen momento ciclista. Por cuarto año consecutivo lidera el ranking de naciones con más victorias mientras España, por ejemplo, pelea en esta Vuelta por no irse por primera vez de vacío en las grandes. Sin embargo, en el país transalpino sólo veteranos como Damiano Caruso (33 años) o Vincenzo Nibali (36) han logrado subir al cajón de una grande en los últimos años. Por eso la afición italiana está asistiendo con expectación al papel de un proyecto de ciclista de tres semanas, Giulio Ciccone (Chieti, 26 años).

Actualmente marcha el 12º de la general, pero espera "en las duras etapas de la última semana poder dar un salto en la general". "Creo que puedo aspirar a un top-5 en esta Vuelta, al menos voy a luchar por ello", explica a AS el líder del Trek. También intentará pelear por algún triunfo este corredor que ha renovado hasta 2024 con la formación estadounidense (con gran presencia italiana por su patrocinador Segafredo), aunque lo primero es estar entre los aspirantes a los puestos de privilegio.

Así lo ven también en su equipo, en el que cuenta con el máximo apoyo, como ha dejado claro uno de sus directores, Gregory Rast, desde el principio de la carrera: "Por primera vez en su trayectoria se ve como el líder único en una gran vuelta y eso conlleva una responsabilidad. Pero creemos que cuenta con todas las características para brillar en pruebas de tres semanas". De hecho, muchos ven en él al heredero de Vincenzo Nibali, su hasta ahora compañero, que parece que abandonará la formación a final de temporada. Ciccone explica que esa comparación con el Tiburón no le molesta, pero carece de sentido: "La gente tiende a hacer similitudes entre corredores de épocas diferentes. Este es un deporte en constante evolución, en el que ha cambiado la forma de correr, por eso creo que hacer paralelismos entre diferentes tipos de ciclismo tampoco es justo".

De momento, él se dedica a aprender de una Vuelta en la que vive su primera participación, en la que curiosamente dice adiós otro de los corredores que llegó a ser señalado como el próximo ídolo italiano, Fabio Aru, ganador de la cita en 2015. "Estamos sufriendo el calor y es un recorrido muy duro, pero también he de decir que es una carrera preciosa", dice amablemente de una prueba en la que, de momento, está "disfrutando". Una carrera en la que también están brillando otros ciclistas italianos de un perfil diferente. Es el caso de Andrea Bagioli (Deceuninck), segundo en Córdoba a sus 22 años que tiene dotes de llegador explosivo, o Alberto Dainese, velocista del DSM de 23, que lleva cuatro top-10 en esta Vuelta.

Sin embargo, a partir de hoy en Villuercas, toda la atención de la afición italiana está en un Ciccone que está en buena posición para lograr el mejor resultado de su trayectoria en una gran vuelta.