TOUR DE FRANCIA

"La mala racha acabará"

Omar Fraile, el último ciclista nacional en ganar una etapa en el Tour, en 2018, compite en la carrera este 2021 con el maillot de campeón español.

Francia
0
"La mala racha acabará"
CHEMA DÍAZ DIARIO AS

Omar Fraile ganó en Mende la 14ª etapa del Tour de 2018. Desde entonces, ningún corredor nacional ha vuelto a alzar los brazos en la ronda francesa. El propio vizcaíno del Astana, de 30 años, llevaba sin lograr ningún triunfo desde aquel día… hasta que conquistó el Campeonato de España el fin de semana anterior a arrancar en Brest. "Queda guapo el maillot, ¿eh?", suelta a AS con una sonrisilla. Ya en serio, se muestra orgulloso: "Participar como el campeón de tu país en la carrera más importante del mundo, contra los corredores más fuertes del mundo, supone un motivo para sentirse satisfecho por el buen trabajo realizado".

Fraile se encuentra en su cuarta campaña con el Astana. Después de debutar como profesional en el Orbea en 2012, su explosión en 2015 con el Caja Rural, con victorias en Dunkerque, en el Giro de los Apeninos y en la montaña de la Vuelta, le sirvió para fichar por el Dimension Data, con el que repitió el maillot a topos y conquistó el parcial de Bagno di Romagna en el Giro de 2017. Posee también jornadas en País Vasco y Romandía. Un cazaetapas: "Sin un líder claro para la general, en este Tour buscaremos nuestras ocasiones de luchar por triunfos, lo que permitirá más libertad de movimientos".

Al todoterreno vasco no le parece "normal" la sequía del ciclismo español en la Grande Boucle: "Con la calidad de nuestro pelotón, espero que esa racha negativa desde 2018 termine cuanto antes. Y si me toca romperla a mí, pues mucho mejor". Sobre los problemas internos en Astana y el despido del mánager, Aleksandr Vinokourov, no se pronuncia: "No me enteré bien de todo el jaleo, porque ocurrió justo cuando comenzamos la concentración y burbuja previa en Brest. Eso sí, con Vinokourov trabajamos bien durante sus temporadas al frente de la estructura".

Fraile acaba su contrato con la escuadra kazaja al final del curso, por lo que queda libre de cara a 2022: "Siempre dije que aquí me veo como en mi casa, muy valorado y arropado, y a la hora de decidir será mi primera opción, aunque ya pensaré en esas cosas más adelante. Y si debo salir, ojalá me traten tan bien". Por ahora, el Tour, y en el horizonte, los Juegos y la Vuelta: "No me vacunaron, pero pasé el virus y tengo anticuerpos, así que si llama la Selección para Tokio me encuentro a su disposición y no habrá inconvenientes. Después, sin un cambio de planes, disputaré la Vuelta y allí me encantaría completar la colección de victorias en las tres grandes".