Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Supercopa
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
Levante Levante LEV

-

Eibar Eibar EIB

-

LaLiga SmartBank
Rayo Rayo RAY

-

Almería Almería ALM

-

Serie A
Milan Milan MIL

-

Inter Inter INT

-

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

Willem II Willem II WII

-

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

Groningen Groningen GRO

-

Zwolle Zwolle ZWO

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

VUELTA A ESPAÑA

"Roglic es igual en carrera y fuera, un tipo muy tranquilo"

En la montaña el Jumbo ha puesto dos guardaespaldas de lujo a Roglic, el norteamericano Sepp Kuss y el neozelandés George Bennett. "Son dos corredores superfuertes".

Sepp Kuss y George Bennett posan para AS.
DANI SANCHEZ DIARIO AS

Primoz Roglic es el corredor más fuerte de lo que llevamos de Vuelta. El esloveno, maillot rojo desde la contrarreloj de Pau, demostró en Los Machucos que está un punto por encima de sus rivales, aunque él nunca se olvida de hablar de su equipo: "Están haciendo un gran trabajo, estando ahí en momentos complicados". Y es que el jefe de filas del Jumbo, que ayer les volvió a elogiar tras salvar la montonera de Oviedo, se está encontrando cómo una formación con nombres muy importantes y contrastados como Gesink, Tony Martin… es capaz de dejarle en la mejor posición en la recta final de las etapas más importantes.

Sin cronos ya en la Vuelta, y con una ventaja importante, es la montaña la que decidirá si Roglic es capaz de convertirse en el primer esloveno en ganar una grande. Un terreno donde el Jumbo le ha puesto dos guardaespaldas de lujo, el norteamericano Sepp Kuss y el neozelandés George Bennett. "Son dos corredores superfuertes y son muy importantes para mí. Son el perfil de ciclista que voy a necesitar en las etapas más difíciles que quedan hasta Madrid", explica el líder de la Vuelta.

El caso de Kuss es el de un norteamericano que dio el salto a Europa con el Lotto-Jumbo, aunque sólo destacó en el Tour de Utah. Este año corrió el Giro: "Aún me faltaba, a esta Vuelta sí que llegué más fuerte". Ha sido varios días el último apoyo de su líder, especialmente importante en la caótica etapa de Andorra tras la caída del esloveno, en la tercera grande con 24 años.

La idea es que, para este tramo final, sea Bennett el que dé la cara, un corredor neozelandés de gran calidad capaz de hacer top-10 en la Vuelta 2016 y Giro 2018. A sus 29 años, está en la quinta temporada en el Jumbo, las cuatro últimas corriendo con Roglic, al que conoce bien: !Es un tipo muy tranquilo. Afronta los retos desde un punto de vista relajado, y así es también en carrera, no se pone nervioso. Siempre valora el trabajo que hacemos porque es inteligente. Por muy fuerte que estés, necesitas un gran equipo alrededor".

Bennett, que fue 24º en el Tour donde estuvo de gregario de Kruijswijk, charla con AS en perfecto español debido a que vive entre Andorra y Girona. Ahí acabó un corredor que sale de un país con poca tradición en la ruta como Nueva Zelanda: "No saben cómo son las carreteras en mi país, incluso pienso en liderar una campaña para arreglarlas y que se piense en los ciclistas. Por eso allí la única salida es la pista o el MTB (llegó a correr el Mundial). Yo me fui a Francia en amateur y Estados Unidos hasta llegar aquí". A un Jumbo en el que él y Kuss son los guardaespaldas del jefe de la Vuelta.