Competición
  • Euroliga
  • Copa Argentina
Euroliga
CSKA CSK

-

Khimki Moscú KHI

-

Maccabi TEL

-

Estrella Roja RED

-

Panathinaikos PAN

-

Milan MIL

-

B. Munich MUN

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Copa Argentina
FINALIZADO
Colón de Santa Fe Colón de Santa Fe COL

2 2

Estudiantes Caseros Estudiantes Caseros CAE

2 2

VUELTA A ESPAÑA | ETAPA 9

Roglic y 'Superman' se cayeron: "Tengo los brazos como si me hubieran dado pistolazos"

El esloveno y el colombiano fueron al suelo en el tramo de tierra y llegaron retrasados a meta respecto a Nairo Quintana.

Roglic y 'Superman' se cayeron: "Tengo los brazos como si me hubieran dado pistolazos"
Javier Lizón EFE

La imagen de Miguel Ángel López entrando en la meta de Cortals d’Encamp impactó. El colombiano, a menudo con rostro impasible, llegó con gesto de agotamiento y ensangrentado. De correr al ataque durante la jornada a salvar el día como buenamente pudo. "Faltaban 1,5 kilómetros para acabar el pedacito de tierra, entré rápido en una curva. Tenía como 30 segundos por delante, pero se me fue la bici, vino Higuita por detrás y me fui al suelo", reveló luego en meta.

Superman sufrió en el tramo final, con el granizo, e incluso aseguró que él habría “parado la etapa”: “No lo sé, yo creo que sí, todavía tengo los brazos como si me hubiesen pegado pistolazos, fue peligroso, menos mal que no nos cogió en el descenso, hubo mucho granizo y la bici patinaba, pero bueno, ya pasó”.

Sin embargo, no se quejó demasiado ni de la organización ni de su mala fortuna, sino que miró al futuro, aún muy abierto en cuanto a sus opciones de ganar esta Vuelta ya que sigue tercero a 17 segundos de Nairo y sin lesiones graves: “Estoy un poco raspadito, es normal, pero pudo haber sido mucho peor”. De todas formas, mañana tendrá otra prueba de fuego en la crono y no teme que no sea considerado un especialista: “Cada vez se me está dando mejor”.

Así llegó a meta Miguel Ángel Lopez.

También tuvo problemas Primoz Roglic en el mismo tramo por el mal movimiento de una moto que le llevó al suelo y tener una avería. Su compañero Sepp Kuss fue el que le ayudó a reintegrarse y luego reveló lo que había ocurrido: “Fue una pena lo que le pasó a Roglic con la moto. La estrategia estaba siendo buena, pero no puedes controlar lo que pasa por detrás”.