Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
Copa Argentina
Talleres Talleres TLL

-

Banfield Banfield BNF

-

VUELTA A ESPAÑA

Vuelta sin Carapaz

El ganador del Giro y gran favorito a la victoria se cayó el domingo en un critérium en Holanda al que acudió a título personal. Le sustituye José Joaquín Rojas.

El Castillo de Moraira, un fortín del siglo XVIII en un emplazamiento espectacular frente al Mediterráneo, en el término alicantino de Teulada, fue el escenario en el que la Vuelta 2019 presentó a los protagonistas que, desde mañana en Torrevieja, lucharán por la 74ª edición de la ronda española, la décima desde que el maillot rojo distingue al ganador. Pero mientras los 176 corredores desfilaban por el escenario, el nombre más comentado era el de una ausencia. Apenas una hora antes del acto, el Movistar confirmaba que Richard Carapaz, ganador del Giro y uno de los favoritos, no estaría presente en la salida. Un golpe duro para la carrera y para el equipo español.

Del motivo había informado el equipo ya por la mañana, cuando aún se hablaba de “duda”. El ecuatoriano, tras su participación en la Vuelta a Burgos que acabó el sábado y donde fue tercero, se marchó a un critérium en Países Bajos, en Etten-Leur, con otros ciclistas de renombre como Egan Bernal. En la prueba no oficial sufrió una caída que le produjo una fuerte contusión en el hombro, que apenas le permitía agarrar el manillar de la bici, además de múltiples heridas. Se le había estado tratando desde su llegada a Alicante, ya que en el equipo español se quería forzar su participación hasta el último momento, pero fue imposible la recuperación para que afrontara una carrera de tres semanas como la Vuelta. José Joaquín Rojas, que figuraba como reserva en la inscripción, le sustituía.

Un suceso en el que se ha puesto de manifiesto el desencuentro existente entre corredor y equipo desde el mismo momento en el que el ciclista acudió a ese critérium por cuenta propia, sin conocimiento del Movistar, y a menos de una semana de la ronda española. Un Carapaz al que, desde julio, se da por perdido en la formación española, con el previsible destino del potente Ineos. El ciclista, con un sueldo bajo para ser un ganador del Giro (cerca de 200.000 euros al año, según las fuentes consultadas), tenía la pretensión de lograr un extra antes de esta Vuelta.

Nadie en el equipo ni en el entorno puso en duda la existencia de las lesiones, y de la razón médica para su descarte aunque estos problemas físicos se sumen al poco entendimiento entre el Movistar y el corredor, representado por Giuseppe Acquadro, con quien el mánager del equipo, Eusebio Unzué, no mantiene una buena relación en los últimos tiempos.

Con su baja, Nairo Quintana, otro que se marchará a final de temporada, y Alejandro Valverde se quedan al frente del equipo en una Vuelta que ha perdido a una de las estrellas que, a priori más brillaban, en el último momento.