Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
LaLiga SmartBank
Copa Argentina
EN JUEGO
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

0

Estudiantes Estudiantes EST

0

LA RUTA DEL TOUR

Julio Jiménez casi deja fuera de control a Bahamontes

El Relojero de Ávila ganó en solitario en Bagnéres. El toledano comenzó a sufrir en el Aubisque, en su terreno, en las rampas elegidas por Julio para lanzar un ataque feroz.

Julio Jiménez casi deja fuera de control a Bahamontes
FELIPE SEVILLANO DIARIO AS

Julio Jiménez fue un ciclista tardío, que no debutó en el Tour de Francia hasta los 29 años. Su irrupción, eso sí, resultó apoteósica. En 1964 conquistó dos etapas (Andorra y Puy de Dôme) y acabó séptimo en la general. En esa misma edición, Federico Martín Bahamontes, seis años mayor que él, se subió al tercer peldaño del podio, tras Jacques Anquetil y Raymond Poulidor, y redondeó su sexta victoria en el Gran Premio de la Montaña.

Al año siguiente, todo iba a cambiar. Fue en la novena etapa, entre Dax y Bagnères de Bigorre, en un recorrido que incluía el Aubisque y el Tourmalet, en esos míticos Pirineos que tantas veces vieron triunfar a Bahamontes. El toledano comenzó a sufrir en el Aubisque, en su terreno, en las rampas elegidas por Julio para lanzar un ataque feroz.

Julio consiguió la victoria en solitario, con 3:18 minutos sobre André Foucher. Bahamontes penó por detrás para terminar y cruzó a 38:34 del Relojero de Ávila, en la penúltima posición, a un minuto y medio del fuera de control. Al público que inundaba la meta ya le habían llegado noticias del calvario del toledano, al que esperaron para dedicarle una calurosa ovación.

Al día siguiente, Bahamontes se retiró del Tour para siempre, pero lo hizo a su manera, con un ataque inesperado en el Aspet. ¿Había resucitado el Águila de Toledo? Eso es lo que debieron preguntarse seguramente sus rivales, que avanzaron varios kilómetros sin divisar al escapado, con un mosqueo terrible. Fede se había escondido en unos matorrales, donde esperó el paso del coche escoba. Siempre ha sido amigo de travesuras así.

Julio Jiménez conquistó una etapa más en aquel Tour de Francia, en la alpina Aix les Bains, y se llevó la Montaña, que encadenó durante tres ediciones. Suyo fue el reino de Bahamontes, que en aquel mismo 1965 se retiró del ciclismo en la Escalada a Montjuïc.