LA RUTA DE LA VUELTA

Darío Gadeo perdió el bazo y salvó la vida por 15 minutos

Darío Gadeo perdió el bazo y salvó la vida por 15 minutos

EFE

El médico de la carrera, muy inexperto, le agarró del manillar, en lugar del sillín, y salió disparado contra una piedra, cuando todavía era ciclista amateur.

La Vuelta a España sólo ha llegado una vez a Roquetas de Mar, en la cuarta etapa de 2002, que ganó Mario Cipollini al sprint. El aventurero del día fue Darío Gadeo, que rodó en solitario 133 kilómetros (del km 3 al 136), sobre un recorrido de 150. No pudo rematar, pero exhibió los colores del Jazztel-Costa de Almería por las tierras de su patrocinador.

Gadeo ya había protagonizado en febrero otra larga cabalgada de 145 kilómetros en la Vuelta a la Comunidad Valencia. Quería hacer algo grande en Castellón, donde había estado a punto de perder la vida en sus tiempos de amateur.

Darío Gadeo sufrió una pequeña caída en 1999 en la Vuelta a Castellón, cuando corría en el Plastimer. Se acercó al coche del médico, muy inexperto, que en lugar de agarrar su bicicleta del sillín, lo hizo del manillar. El ciclista salió disparado contra una piedra. Darío se levantó y continuó 40 kilómetros, hasta que empezó a sentirse mal y pidió una ambulancia. Se había roto el bazo y sufría una hemorragia interna. Después de ser operado de urgencia, el médico le contó que no había fallecido por quince minutos. Hubo que extirparle el bazo, sin el que siguió haciendo una vida normal.

En 2004, ya retirado, Gadeo fue uno de los pocos corredores que respaldó las denuncias de dopaje de Jesús Manzano en As. En 2011 le volvió a picar el gusanillo del ciclismo y corrió en aficionados con el UPV-Bancaja, con buenos resultados: ganó la Aragón-Bearn y fue subcampeón de España. Actualmente tiene una clínica dental en El Campello junto a su mujer.

0 Comentarios

Normas Mostrar