Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Estrella Roja RED

-

VUELTA A ESPAÑA

"La Vuelta estudia el Veleta y Andorra para el penúltimo día"

A falta de tres meses para la Vuelta 2016, Javier Guillén desgranó proyectos de futuro durante su visita a AS. Hay ofertas para salir de Irlanda, Gales, Yorkshire... Y muchas ideas.
Vuelta a España 2017: Etapa 21, Madrid

Faltan exactamente tres meses para que la Vuelta a España 2016 comience a rodar por carreteras orensanas. Una buena fecha para hacer repaso de los temas de actualidad con Javier Guillén, el director general de Unipublic, que visitó la redacción de AS acompañado por Paco Giner (director técnico) y Laura Guijarro (relaciones institucionales).

La mayor actualidad apunta a Italia, a la primera de las tres grandes. “El Giro está ahora mismo donde tiene que estar. Muy emocionante y con los favoritos muy cerca, cuando todavía queda por disputarse lo mejor de la montaña”, apunta Guillén, que no quiere hacer un pronóstico, pero tampoco esconde sus preferencias: “Que gane Valverde o, en su defecto, que lo haga Amador”.

Mikel Landa, retirado el martes por enfermedad, ya no entra en esas quinielas. Pero sí en las de los posibles líderes participantes para la próxima Vuelta. Sólo Nairo Quintana y Purito Rodríguez han confirmado su presencia de momento. No lo han hecho Alberto Contador y Chris Froome, pero tampoco lo han descartado. Al contrario, han lanzado flores a la carrera. Guillén sueña con ese elenco. A ser posible, aderezado con un clásico: Alejandro Valverde, que baraja cubrir las tres grandes en la actual temporada. “El reto de ganar dos el mismo año se valora más que nunca. Froome lo intentó el año pasado y hay que agradecérselo”.

Giro de Italia

“Me gustaría que ganara Valverde o, en su defecto, Amador. La carrera está emocionante y todavía queda la montaña”

La Vuelta crece: “En audiencia televisiva mundial estamos ya a la par del Giro”. Guillén confiesa que el ingreso en ASO ha ayudado en este sentido. Y a propósito de televisión, este año hay novedad: “TVE aumentará su directo de dos a tres horas. Además, emitirá tres etapas íntegras: Aubisque, Formigal y Aitana”.

Esa Vuelta 2016 saldrá el 20 de agosto del balneario de Laias y circulará seis días por Galicia. “Son muchos, pero queríamos pasar por las tres provincias y por la Ribeira Sacra, que va a gustar mucho, igual que San Andrés de Teixido”, advierte Guillén. Tras un periplo por Castilla y León, Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra, Francia y Aragón, la carrera cargará finalmente la mano en la Comunitat Valenciana, donde el penúltimo día, el sábado 10 de septiembre, se decidirá el podio en el alto de Aitana. Al siguiente, traslado matinal a Madrid y etapa final por la tarde.

La Vuelta pretende incidir en esa idea en futuras ediciones: “Queremos que el sábado final haya siempre una etapa muy potente. Si hacemos la última de Madrid por la tarde, nos permite que los ciclistas puedan dormir en el sitio y hacer el traslado el domingo por la mañana. Eso nos abre muchas posibilidades. Estudiamos hacerla en Sierra Nevada en el Veleta, que es la carretera más alta de Europa (3.300 metros). Y también nos gustaría repetir el etapón de Andorra de 2015, pero el penúltimo día de carrera. El traslado sería ahí algo más complicado, pero se podría plantear, por ejemplo, desde Lleida”.

Javier Guillén visitó la redacción de AS, diario oficial de la Vuelta a España, y compartió mesa, desde su izquierda, con Juan Mora, Ángel García Colín, Manuel Esteban, Luis Nieto, Laura Guijarro, Alfredo Relaño, Paco Giner, Jaime Álvaro, Tomás Roncero, Juan Gutiérrez y Alejandro Elortegui.

Los proyectos ebullen en boca de Guillén: “Canarias sigue ahí. Existe un interés de las instituciones, lo hablamos de vez en cuando, pero el problema es el dinero. Nuestra idea es celebrar allí cuatro etapas, dos en cada isla: Tenerife y Gran Canaria. Dos de ellas serían de gran montaña, una en el Teide, quizá incluso con dos pasos. Pero sólo el barco para transportar el material de ida y vuelta nos cuesta unos 600.000. Todo ascendería en torno a 1,5 o 2 millones, que viene a ser un 20% del presupuesto actual de la Vuelta. El plan está hecho, pero ahora es más un sueño que un reto”.

También hay planes internacionales. Para empezar, en 2017 partirá de Nimes (Francia), con alguna sorpresa en su coso taurino, y regresará a España tras una etapa en Andorra la Vella. “Tenemos ofertas para salir desde el extranjero: Irlanda, Gales... Y Yorkshire: los ingleses están encantados desde la salida allí del Tour en 2014”.

Al director general de la Vuelta le gustaría visitar Marruecos: “Pero con la idea también de Ceuta y Melilla”. Y Portugal: “Como país hermano y por la cercanía, nos apetece mucho. Oporto, Faro, el Algarve... Y hay interés, sí. Ojalá se pueda”.

Durante el encuentro también se debatió sobre el divorcio de ASO con la UCI. “Nosotros tenemos predisposición de buscar soluciones, pero no hay novedad: las carreras de ASO seremos el año próximo hors categorie, fuera del World Tour”. Para Guillén, el punto fundamental de discrepancia está “en el sistema cerrado que propone la UCI, sin ascensos ni descensos”.

Vuelta-UCI

“¿En qué cabeza entra fastidiar con menos días de competición a una de las tres grandes carreras, a una de tus joyas del calendario? ¿Con qué finalidad?”

Más allá asoma también un conflicto con el calendario, con la incorporación de más carreras en una especie de segundo nivel World Tour, con la meta de hacer más universal el ciclismo. “Incluir competiciones que se solapen no perjudica tanto a ASO, que tiene las mejores. A quien perjudica de verdad es al ciclismo. Habría que perseguir más la calidad que la cantidad. ¿Por qué no nos centramos mejor en las carreras que ya están? A mí me parece muy bien la globalización, pero sin olvidar que este deporte ha sido un producto de Europa Occidental. Y aquí es donde están sus principales carreras”.

Otra idea que surge con frecuencia es el recorte de días de la Vuelta. “¿En qué cabeza entra fastidiar una carrera que es una de las tres grandes, una de tus joyas? Además, una carrera que ha crecido en los últimos años. ¿Con qué finalidad?”, se pregunta el director de Unipublic. El apoyo del Giro a la UCI empuja a pensar que la ronda italiana está inquieta por la progresión de la Vuelta. Guillén ni confirma, ni desmiente: “Yo sólo puedo decir que el Giro no es competencia para mí. Yo voy al ejercicio y a la facturación. Y ahí, la Vuelta funciona”.