GIRO DE ITALIA | 12ª ETAPA

Greipel suma su tercera diana

El alemán se llevó el triunfo al sprint después de que el Lotto Soudal controlase a la perfección la llegada a Bibione. Este viernes abandonará la carrera. Giro de Italia: Etapa 21, contrarreloj final

Greipel suma su tercera diana
LUK BENIES AFP

Giro de Italia en directo: etapa 13

En un día de perros, con viento de cara y lluvia durante la mayor parte de los 182 km, André Greipel se llevó su tercera victoria en el presente Giro. Con seis en total, es el alemán con más éxito de siempre en la ronda. Además, se trataba de su última oportunidad para ganar, ya que este viernes no tomará la salida: abandona para centrarse en la preparación del Tour. Greipel desempató con su compatriota Marcel Kittel, retirado con anterioridad por el mismo motivo. “Él venció dos veces en Países Bajos y yo, tres en Italia. Me gusta que los alemanes hayamos dominado en las cinco volatas. Ahora, a enfocar los entrenamientos para Francia”. Siguiente muesca para un ciclista infalible en las tres grandes desde 2008: 20 triunfos.

Caleb Ewan, su víctima en el sprint, se mostró bastante decepcionado. “¡Fuck!”, se le escapó. El prometedor australiano dejó de pedalear al verse encerrado contra las vallas. Greipel varió su trayectoria de manera progresiva hacia la derecha, sin ningún gesto brusco, sabedor de que Ewan pretendía adelantarle por ese costado. Viejo zorro. La veteranía de un corredor de 33 años, perfectamente lanzado por su tren del Lotto Soudal, frente a la ambición e inexperiencia de otro de 21, que apenas dispone de ayuda en el Orica y debe fiarse de sus propias fuerzas.

Aunque las calzadas en Bibione se encontraban secas, los jueces del Giro decidieron que los tiempos quedaban congelados en el primer paso por el circuito final, sin bonificaciones en la meta. El dibujo del diseño se parecía peligrosamente a los movimientos en ángulo recto de la serpiente de los nokias. Las quejas de los equipos en la salida, con el inicio del tríptico de alta montaña en el horizonte, provocaron una medida muy conservadora (no llovía) y evitaron el nerviosismo de los favoritos. Aun así, se produjo una caída a 2,7 km, sin consecuencias para ninguno de ellos. El estrés se multiplicará en los prealpes julianos y los Dolomitas.