NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

NBA | SIXERS 110 - BUCKS 102

Anteto pierde con Embiid y lo paga con una escalera

Los Sixers, sin Harden ni Harris pero con un Embiid en estado de gracia, se imponen a los Bucks. Giannis se bloquea en la línea de personal y lo paga con un trabajador de los Sixers después del partido.

Actualizado a
AStv

Seguro que ese buen trabajador de mantenimiento de los Sixers, que un buen rato después de acabar el partido salió a la pista a hacer sus labores con una escalera, no pensaba cuando horas antes se dirigió al Wells Fargo Center a cumplir con su jornada laboral que acabaría teniendo un encontronazo con la estrella del equipo rival. Así acaba esta historia, la de un triunfo de resistencia de los Sixers ante unos Bucks que han perdido un poco de fuelle en los últimos tiempos. Es verdad que en muchos casos con bajas sensibles, aunque justo hoy no podrán apuntarse esa excusa. Primero, porque volvieron Jrue Holiday y Grayson Allen. Y segundo, porque enfrente faltaban James Harden y Tobias Harris. Y en la segunda parte Tyresse Maxey. El joven exterior se torció el tobillo en una entrada a canasta al final del segundo cuarto, momento en el que ya llevaba 24 puntos con un 75% en tiros, también en triples, 4 rebotes y 5 asistencias.

A pesar de todos estos contratiempos y de tener a Giannis Antetokounmpo enfrente, los Sixers sacaron la mejor cara de lo que se supone ha de ser su punto fuerte. La defensa. Y así fue como dejaron a su rival, que llegó a ir ganándoles por 13 tantos en la primera mitad, en 22 puntos en el tercer periodo. Esos 12 minutos vieron una nueva explosión de juego de Joel Embiid, que consiguió 19 puntos, 8 rebotes y 5 asistencias sólo en ese parcial. El camerunés, que venía promediando un 40+11 en los últimos cuatro encuentros, acabó con 32+11+8 y 3 tapones. Como estrella del partido en el vistazo rápido. En el análisis más profundo ha de compartir los focos con PJ Tucker.

Su compañero no anotó ni un solo punto. El alero no está brillando precisamente en la anotación desde que llegó a Philadelphia y es una cuestión que alguna noche ya le ha costado un disgusto a su equipo. Pero hoy nadie se lo pondrá en el debe. Porque su defensa a Giannis fue de un nivel tal que valió lo mismo que si hubiese metido un porrón de canastas. “Nuestra defensa ha estado fuera de serie. Tucker puede haber sido nuestro jugador más importante en la cancha. Es un gran ejemplo de cómo puedes ayudar a tu equipo sin anotar. Ha estado enorme esta noche”, explicaba Doc Rivers después del encuentro.

Quien lo sufrió, Anteto, acabó con 25 puntos, sí, pero con unos porcentajes bastante pobres. Especialmente desde la línea de personal, desde donde falló 11 de los 15 tiros que lanzó. Cada lanzamiento errado parecía más grande que el anterior, amplificados los errores por el público del pabellón, que los celebraba cada vez más. Visiblemente frustrado, el griego volvió a la pista después del encuentro para practicar los tiros libres y acabó discutiendo con el trabajador de mantenimiento, que se preparaba para hacer algo en la canasta. Giannis cogió la escalera con la que venía y se la llevó al otro lado de la pista. Así acaba esta historia. Un día para olvidar del doble MVP.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?