NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

BROOKLYN NETS

Los Nets dan la espalda a Kyrie

Kyrie Irving sigue siendo cuestionado y los Nets no están dispuestos a comprometerse con él a largo plazo. La decisión de no vacunarse, clave.

Actualizado a
Kyrie Irving sigue siendo cuestionado y los Nets no están dispuestos a comprometerse con él a largo plazo. La decisión de no vacunarse, clave.
Maddie MeyerGetty Images

Kyrie Irving vuelve a escena. Si es que alguna vez se ha ido de ella. El base de los Nets ha sido una de las historia de la temporada, un hombre denostado y siempre protagonista por cosas que nada tienen que ver con su actividad deportiva. Un jugador generacional, absolutamente legendario y objetivamente único que copa más portadas por sus decisiones fuera de la pista que por lo que consigue en ella. Irving no ha querido vacunarse contra el coronavirus y su decisión ha sido más que comentada y, a la larga, perjudicial para unos Nets que buscaban un anillo del que se han quedado muy lejos. Y precisamente por eso se ha señalado a una estrella que empieza a perder luz y cuya capacidad para autodestruir su reputación empieza a pesar demasiado.

Sean Marks, mánager general de la entidad neoyorquina, ya cargó contra el jugador en una rueda de prensa posterior a la eliminación de los Nets, en la que aseguró que Kyrie tenía "decisiones que tomar". Y se mostró, junto a Steve Nash, entrenador del equipo, bastante descontento con el compromiso (una palabra muy repetida en dicha comparecencia) del base, que solo ha disputado 29 partidos esta temporada y, al margen del coronavirus, también arrastra una cantidad ingente de problemas físicos que le impiden estar al 100% en el momento de la verdad.

Kyrie, al margen del primer partido ante los Celtics de primera ronda (39 puntos, 5 rebotes, 6 asistencias y 4 robos) tuvo actuaciones erráticas en una serie en la que los Nets perdieron por 4-0 y pusieron fin a su temporada. Apenas superó los 15 puntos por partido en los tres duelos siguientes, en los que no intentó más de 17 tiros en ninguno de ellos y promedió un triste 37% en tiros de campo, con un desastroso 18% en triples (2 aciertos en 11 intentos de forma combinada). Una actuación que dejó en entredicho a un jugador que ya lo estaba y que tampoco estuvo a la altura de las circunstancias la fase final, allá donde más se esperaba de él.

En este punto, lo nuevo que se ha filtrado es que los Nets no están dispuestos a comprometerse a largo plazo con los Nets. El base ha ganado casi 35 millones de dólares esta temporada y tiene una player option de 36 el que viene, pero no parece que vaya a pasar de ahí. Sus elucubraciones respecto a la vacunación y las dudas sobre su estado físico (no es mayor con 30 años pero se lesiona mucho), además de su actitud, siempre errática, han provocado que la gerencia de los Nets se plantee su continuidad y la posibilidad de ofrecerle un nuevo contrato. Al fin y al cabo, el proyecto se conformó como uno estelar y no ha disputado ni siquiera unas finales de conferencia en ya tres temporadas.

A todo esto, parece que a Kevin Durant (que no se habla con el staff técnico del equipo desde que finalizó la temporada) no le va a parecer especialmente bien la hipotética salida de Kyrie. El jugador podría cuestionar la decisión, si se toma, así como la estructura de un equipo que se ha dedicado a firmar contratos máximos (del caso James Harden mejor ni hablamos) y rodearlos con mínimos de veterano y jugadores de rol. El alero no huele el anillo desde que abandonó los Warriors (con los que ganó dos) y no encuentra un equipo que le rodee en un en un equipo que, todo hay que decirlo, ha ayudado a modular. Así están las cosas en los Nets. Y, sobre todo, así están las cosas para Kyrie. Un jugador que tiene muchas cosas en las que pensar.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?