EUROLIGA

Fin al culebrón: Mike James deja de ser jugador del CSKA

El equipo moscovita anuncia que ha alcanzado un acuerdo con el base estadounidense para finiquitar el contrato que les unía hasta 2023.

0
Mike James, en la previa al partido de la Euroliga ante el Real Madrid.
INMA FLORES DIARIO AS

Cerrada la etapa de Mike James en Moscú. El CSKA ha anunciado este sábado que ha alcanzado un acuerdo para la rescisión del contrato que unía al base (31 años y 1,85 metros) con ellos hasta 2023. Es el punto final a un ciclo de dos años (2019-21) que se enfangó la temporada pasada con tres suspensiones y una liberación para que acabará el curso en la NBA con Brooklyn Nets.

“No tenemos dudas sobre el nivel de Mike. Le estamos agradecidos por muchos momentos brillantes, su estilo de juego espectacular, su capacidad para asumir responsabilidades en momentos difíciles. Sinceramente, le deseo a Mike la mejor de las suertes. Estoy seguro de que todavía le quedan muchas victorias personales y profesionales por delante”, asegura Andrey Vatutin, presidente de CSKA, a través de un comunicado.

James había vuelto recientemente a Moscú para entrenar individualmente, al margen del resto de sus compañeros, a la espera de resolver su situación contractual. Ninguna de las dos partes parecía tener intención de encauzar una relación que comenzó a deteriorarse en noviembre de 2020, cuando el estadounidense fue apartado y no disputó el partido de la Euroliga ante el Baskonia (victoria rusa por 89-86).

Suspensiones

A esa suspensión, se unieron otras dos más. La siguiente, en enero, por la muerte de su abuelo por cáncer de pulmón, que condujo a “varios malentendidos” con el club, según dijo el segundo máximo anotador de la Euroliga. La última y definitiva, a finales de marzo: un encontronazo con su entrenador, Dimitris Itoudis, en un tiempo muerto durante el encuentro de la VTB contra el Unics Kazán. James solo jugó los tres primeros minutos del duelo.

Fue su sentencia. El norteamericano no volvería a jugar la Euroliga con el CSKA y ambas partes llegaron a un acuerdo para que pudiera trasladarse a su país de origen y finiquitar allí el curso. Fichó temporalmente por Brooklyn Nets: 13 partidos (uno como titular) para promediar 7,7 puntos y 4,2 asistencias en temporada regular; y 9 en playoffs en los que promedió 3,7 tantos y 1,3 pases de canasta.

Jugador sin equipo

Una vez concluida su segunda etapa en la Liga norteamericana, James era consciente de que su ruptura con el CSKA era inminente. Era un jugador sin equipo, como el mismo reconoció. “No es ninguna vergüenza no tener trabajo en un equipo de baloncesto ahora mismo. En China han cerrado la puerta a los jugadores extranjeros, creo. En la NBA se están ajustando las plantillas, hay mucha buena gente esperando ahí fuera, yo simplemente no soy uno de ellos”.

Después, replicó a un usuario que bromeaba sobre su contratación con un “si tienes los 2,5 millones de dólares de mi sueldo”. Sus altas pretensiones han sido un problema en un mercado a la baja y después de que en la NBA pasara la configuración de los equipos para la temporada 2021-22 sin que nadie apostara por un jugador al que Messina ya abrió la puerta de salida en el Armani Milán en 2019.