NBA | PRETEMPORADA 2020

Zion regresa en su modo más destructor y domina a los Heat

Los Pelicans de Stan Van Gundy pasaron por encima de los Heat con un Zion excelso. Además, victorias de Raptors, Cavaliers y Grizzlies y debut de Chris Paul con derrota.

Zion Williamson habla con el resto de sus compañeros durante el partido de la pretemporada NBA que ha enfrentado a Miami Heat y New Orleans Pelicans
Michael Reaves AFP

Zion Williamson está de vuelta. La sensación de la última temporada de la NBA finalmente no lo fue tanto, bien por la lesión que el impidió debutar hasta enero o por pasar de puntillas por una burbuja en la que los Pelicans mostraron su peor versión. Ahora, tras el despido de un buen tipo como Alvin Gentry, ha llegado otro como Stan Van Gundy, un hombre con una historia excepcional: soportó el intervencionismo de Riley en los Heat de Shaq y Wade, brilló con los Magic de Howard y naufragó con los Pistons, con los que solo cumplió cuatro años de un contrato que firmó por cinco. Iba a ser su última aventura en la mejor Liga del mundo, tal y como le prometió a su mujer antes de aceptar el trabajo, pero el baloncesto le ha ganado la partida a su matrimonio con Kim (al menos en esto) y el beneplácito de su esposa finalmente le ha hecho dar el paso y cambiar los comentarios televisivos por la adrenalina a pie de pista. Algo que, por cierto, no ha podido hacer su hermano Jeff, que se ha mantenido en la TNT acompañando a Mike Breen y Mark Jackson en las retransmisiones y no ha podido retornar como técnico, bien por falta de ganas o de ofertas. Se deja vía libre, por lo tanto, al hermano mayor, ese que estaba opacado por el pequeño y que ha conseguido escapar de una relación en la que nunca se sintió cómodo.

Van Gundy es un entrenador extraordinario, y su acto de presencia, con todo lo que arrastra, permitirá ver cambios inmediatos en los Pelicans. En ataque y en defensa, con una producción de Zion que se multiplicará y con nuevas genialidades que se tendrán que adaptar a la era del triple, una en la que Stan no se sintió del todo cómodo con los Pistons. De momento, el equipo está compensado y puede dar mucho que hablar en una Conferencia Oeste en la que hay de todo, incluidos 10-12 equipos con plantilla e intenciones reales de meterse en playoffs. De momento, en Nueva Orleans podrán disfrutar de versiones dominantes de Zion como la que se ha visto hoy: 26 puntos (8 de 13 en tiros de campo) y 11 rebotes, un doble-doble que ha servido para pasar por encima de los finalistas Heat, sin Jimmy Butler pero con Bam Adebayo (9 puntos, 3 rebotes y 8 asistencias). Además, Brandon Ingram aportó 22 tantos (su compenetración con Zion será clave) y Lonzo Ball y Josh Hart mostraron ramalazos de talento. Esos cuatro jugadores disputaron más de 30 minutos. El quinteto titular lo completó Steven Adams, que aterrizó proveniento de los Thunder y será un hombre muy fiable en el sistema de Stan.

Mientras tanto, los Heat están más pendientes de lo que pueda pasar en las próximas horas. O, al menos, todo el mundo está atento a lo que pueden hacer los Heat. La sombra de James Harden planea sobre Florida, y Tyler Herro hoy jugó como si la cosa no fuera con él (17 puntos), pero siendo consciente de que su salida puede propiciar la llegada de La Barba, más descontenta que nunca en unos Rockets que negocian sibilinamente su traspaso (han pedido a Ben Simmons a los Sixers) pero se resisten a soltar a la que ha sido su referencia en la última década. Veremso qué hace Pat Riley, pendiente también de Giannis, y si finalmente los Heat dan el paso para hacerse con los servicios de un jugador con el que se pueden convertir en favoritos del Este. De momento, la derrota en casa ante los Pelicans (92-114, paliza) parece importan poco. En Florida están a otras cosas.

El resto de la jornada

Además de los Pelicans, la pretemporada ha seguido su curso con varios partidos. La victoria de los Mavericks ante los Bucks es la segunda consecutiva (y ante el mismo rival) para los texanos, mientras que Cavs (116-106) y Toronto (109-112) se impusieron a Pacers y Hornets respectivamente. Los Grizzlies, otra de las franquicias a tener en cuenta para los playoffs, se impusieron a los Wolves (104-123) de un Ricky que volvió a ser suplente y disputó 20 minutos (4+2+4+2), mientras que Chris Paul debutó con los Suns, los ganadores del mercado. Derrota en Utah (111-92) y primeras sensaciones para el base (5+2+6), con Devin Booker, cómo no, de líder (27 puntos). Rudy Gobert fue el mejor del encuentro con 11 puntos y 20 rebotes.