NBA

Nuevo dardo de Donald Trump a LeBron a través de su yerno

Jared Kushner, que además de yerno es el asesor principal del presidente de Estados Unidos, critica la decisión de hacer huelga en la NBA.

Jared Kushner
Carlos Barria REUTERS

El gobierno de Donald Trump sigue lanzando mensajes directos a los jugadores de la NBA y a la propia Liga. Si el propio presidente mencionaba las malas audiencias de los partidos pese a que le preguntaban por la huelga en marcha y que "la NBA se ha convertido en una organización política", su yerno también ha arremetido contra la decisión tomada por los Bucks y respaldada por los demás equipos. Jared Kushner, que además de estar casado con Ivanka Trmp (hija de Donald) es el asesor principal de La Casa Blanca en estos momentos, ha arremetido contra la situación de privilegio en la que, según él, se encuentran los deportistas como óbice para la protesta: "Otra vez tienen el lujo de tomarse la noche libre en el trabajo, algo que otros estadounidenses no pueden hacer. Lo que me encantaría ver en la NBA es a los jugadores centrándose en soluciones concretas que puedan ser productivas"

Kushner mencionó además que se encargaría de hablar con LeBron James, líder vocal de la NBA y más aún en este tema, para contrastar su postura. Justo el propio James es uno de los que más medidas concretas, dado que tiene un poder adquisitivo y una relevancia pública mucho mayor que otros, ha tomado en los últimos tiempos para luchar por la igualdad social y contra el racismo. Por mencionar dos: la escuela I Promise en la que acoge a jóvenes sin recursos del área de Akron; la institución More Than A Vote, en la que se combate el absentismo electoral y se incentiva el voto en las comunidades en las que se suprime. 

Jared Kushner tiene además una relación estrecha con una de las franquicia de la NBA, los 76ers: su propietario, Josh Harris, aportó 184 millones de dólares a una empresa de Kushner en 2018 en lo que se consideró un escándalo en Filadelfia. 

Este cruce de declaraciones y la propia reivindicación llega en un momento crucial, la Convención Republicana de la que Donald Trump va a salir ya como candidato oficial del partido en las elecciones del próximo noviembre para las que los protagonistas de la NBA están insistiendo en votar.