NBA

Acuerdo NBA-jugadores, que sí estarán en Disney World

La Asociación de Jugadores ha aprobado finalmente el plan de la NBA que aún estaba en discusión por temas como los fichajes, que empecerán en menos de dos horas.

Acuerdo NBA-jugadores, que sí estarán en Disney World
Sean M. Haffey AFP

Aunque a principios de este mes, pocos días después de que la NBA hiciese oficial su plan para jugar en Disney World (Orlando), la NBPA diese el visto bueno, en realidad no se había llegado a un acuerdo entre las dos partes. Lo que habían hecho los jugadores era aprobar que se siguiese negociando sobre el plan inicial, al que por aquel entonces le quedaban muchos detalles por pulir. El pasado sábado la Liga envió un documento a las franquicias con esos últimos flecos pendientes y hoy la NBPA ha dado el sí definitivo. Ahora ya se puede decir con toda seguridad: si no se disputa lo que falta de temporada no será porque los jugadores se opongan a ello.

La decisión corría prisa porque esta semana comenzaban dos cosas imprescindibles para la reanudación. La primera, a las 6 de la tarde hora española, la apertura de la agencia libre. Los equipos, habitualmente con 15 jugadores por plantilla, podrán llevar hasta 17 a Florida y cualquiera que esté sin equipo pero que haya participado en algún momento de las dos últimas campañas podrá firmar ahora por alguno de los 22 equipos que empezarán a jugar el 30 de julio. La segunda cosa imprescindible que necesitaba del visto bueno de los jugadores era la vuelta a los entrenamientos con las plantillas al completo, extranjeros que estaban fuera de Estados Unidos incluidos. Un signo más de la vuelta a la normalidad que quiere la NBA y un paso imprescindible para que los jugadores lleguen en buen estado físico a la competición. Los entrenamientos en grupo también están previstos que empiecen en los próximos días, antes del final de semana.

Según informa Adrian Wojanoraski, el periodista que ha adelanto la noticia, ha habido algunos cambios de última hora en la letra del acuerdo. Por ejemplo, los equipos tendrán siete días para reemplazar a un jugador que dé positivo por coronavirus desde el momento en el que abandone los entrenamientos. Además, se habría reforzado el seguro para cubrir lesiones graves, ya sean provocadas por el virus o de tipo convencional, con el que los afectados recibirían varios millones de dólares.

A pesar de las dudas de muchos jugadores (por el coronavirus, el miedo a las lesiones, tener que estar en la burbuja casi dos meses los que menos estén o la continuidad de las protestas en favor de la justicia social), parece que finalmente han pesado más las ganas de volver a jugar y la incertidumbre económica que se habría posado sobre la Liga y, en consecuencia, sobre los jugadores, en caso de no reiniciar la competición. Así que si alguno no quiere jugar (Bertans y Ariza ya han dicho que no irán y la NBA comunicó que no habría sanciones) será una decisión personal, pero como grupo no habrá boicot por parte de los jugadores.