CORONAVIRUS

Se barrunta el 15 de julio como fecha para que regrese la NBA

Dos miembros de la NBA, el dueño Marc Lasry (Bucks) y el jugador Spencer Dinwiddie (Nets), concretan los planes de la Liga para la vuelta.

Marc Lasry y Spencer Dinwiddie

La NBA se acerca a la fecha que se puso como límite para decidir qué haría con la temporada 2019/20. Junio parece la línea roja de la que Adam Silver y los demás actores de la Junta Directiva no quieren pasarse porque pondrá en peligro la celebración de una posible fase final acortada que todavía está en discusión. El avance de los contagios continúa en Estados Unidos, pero la Liga está intentando salvaguardar la salud de los jugadores que se verían expuestos a la disputa de partidos con un número suficiente de test de virus para conseguirlo. 

Mientras se sigue aguardando a que la oficina central de Nueva York dé nuevas directrices una vez algunos equipos han reanudado ya los entrenamientos en los gimnasios (aunque de manera individual, sin ejercicios de grupo), se sigue especulando tanto con el formato como con las fechas. En lo primero va ganando la opción de Disney World, en Orlando, y en lo segundo no hay mucha certeza. 

Dos miembros de la Liga, uno desde los despachos y otro desde la cancha, han desvelado las conversaciones que se están manteniendo en el foro de la NBA. En primer lugar, Marc Lesry, uno de los propietarios de los Bucks, ha dado una horquilla: "Los jugadores están volviendo y deberíamos estar jugando en unas seis u ocho semanas". En segundo lugar, Spencer Dinwiddie, base de los Nets, que viene a corroborar este pensamiento: "Lo que me dicen es que los partidos de la burbuja tendrían que empezar el 15 de julio". El jugador ha hecho otra apreciación interesante, mencionando cinco partidos como inicio de la competición, lo cual es indicativo de que la NBA quiere cumplir el mínimo de 70 encuentros de fase regular (la mayoría rondan los 65 disputados ahora mismo) y pasar a las eliminatorias. 

El viernes 29 de mayo la Junta Directiva se reúne de nuevo en una conferencia telemática de la que se deberán sacar conclusiones absolutamente cruciales.