NBA | PELICANS 117 - SPURS 121

"Yo puedo ganar este partido": la intrahistoria del debut de Zion

Zion Williamson disputó su primer partido en la NBA y la espera valió la pena. Así se cuenta en Nueva Orleans cómo se vivió desde dentro.

Zion Williamson
Chris Graythen AFP

Zion Williamson ya ha puesto sus pies en una cancha de la NBA. El ex de Duke, toda una sensación en sus años previos a la llegada a la gran liga, hizo su debut con los Pelicans frente a los Spurs en un encuentro que tuvo de todo y mucho bueno

El jugador se erigió en líder de su equipo en un partido que tenían perdido y remontaron gracias a él, tras lo cual volvió al banquillo debido a la restricción de minutos que aconsejaron los médicos a Alvin Gentry, su entrenador. El público pidió por activa y por pasiva que volviera a sacarle a la cancha, pero se encontró con la negativa del veterano técnico. Marc J. Spears, de ESPN, explicó lo que ocurrió en esa situación: "Le dijeron a Gentry que lo sacara, dijo que esperaría dos minutos más, Zion se volvió todavía más espectacular y llegó el tiempo muerto. Ése era el momento. Y Gentry se volvió hacia Zion después de que éste mutara en Superman. El jugador se lo dijo claro: 'Entrenador, puedo ganar este partido para el equipo. Déjame entrar otra vez'. Y el 'coach' le respondió, no sin pesar: 'Aprecio que te ofrezcas, hijo, y yo también quiero ganar, pero toma asiento al lado mío'. Posiblemente en otra situación se le hubiera dado más cancha, esta vez sólo se pensaba en el mañana".

¿Por qué todo esto? La presión del equipo médico surtió efecto. Zion Williamson, tras un inicio más fallón, explotó en un último cuarto para la historia: 17 puntos en 188 segundos. Y tras ello fue retirado de la cancha. Por ahí viene la crítica, igual de aceptable que la medida en sí. Los Pelicans, tras el último affair con Anthony Davis, contrataron al reputado Aaron Nelson para que desempeñara un cargo de nueva creación: vicepresidente de cuidado de jugadores. Después llegó Zion y su peculiar situación, lo cual ha servido para ver el poder e influencia de Nelson y otros responsables en una decisión tan de entrenador como era ésta. 

Tras el encuentro, el jugador habló en la sala de prensa sobre todo esto. "Yo, personalmente, no quiero ninguna restricción. Así que no sé bien qué responder. Sí sé que tengo que escuchar, porque no soy ni entrenador ni doctor, y ya está. Pero tengo sólo 19 años y en ese momento no pienso en la longevidad sino en ganar el partido. Ha sido un poco duro de vivir", declaro el nacido en Salisbury.