NBA | PELICANS 117 - SPURS 121

Zion Williamson debuta en la NBA con un partido histórico

El número 1 del último Draft NBA empezó su carrera en la NBA tras meses de baja. Pese a anotar 17 puntos en un cuarto, no evitó la derrota.

Todos los ojos estaban sobre él. Se había retrasado su debut, el más esperado de los últimos años, y la espera había llegado a su fin. Zion Williamson pisaba por primera vez una cancha de la NBA en un partido oficial. El jugador sobre el que más expectación y esperanzas están puestas para la próxima década en la liga norteamericana comenzaba su carrera profesional. Lo hizo como titular. De menos a más. ¡Y cómo acabó la cosa! Una actuación sin parangón. Eso sí, se fue con la derrota bajo el brazo; el maestro Gregg Popovich y sus soldados de San Antonio Spurs bajaron de la nube a los afortunados que presenciaron semejante momento en la vida de esta Liga, un debut histórico. 117-121 acabó esta bonita epopeya. 

Williamson anotó su primera canasta en la NBA ya en el segundo cuarto, en su segundo intento. Había pasado cinco minutos en la pista. Y es que ése sería un punto determinante al final del partido pese a que en la previa Alvin Gentry había dicho que no habría restricción de tiempo en cancha per se. Los Spurs eran incorruptibles, acordes al plan, y en el inicio de ese segundo acto ya estaban diez puntos arriba. 

Los balones pasaban por LaMarcus Aldridge, que estaba entonado (acabó con 32 puntos y 14 rebotes, el mejor hombre del encuentro), y la media distancia seguía siendo el recurso utilizado por los texanos. Les iba bien. Los Pelicans se encomendaban a lo que pudiera hacer Ingram en dirección y anotación o los Holiday o Redick si se encontraban en buenas posiciones. Zion lo veía desde el banquillo... hasta que comenzó el último periodo, su particular zafarrancho. 

Se empezaba a calentar el de Salisbury. Un rebotazo ante Pöltl, un triple tras otro... una puñetera locura. La gente estaba de pie y falta la mitad del último cuarto por jugarse, algo que no es normal en un partido de estas características. El lanzamiento que le ponía con 4/4 desde la línea exterior era con el que los Pelicans remontaban: 107-106. Y ahí se bajó el suflé: al banquillo de nuevo por decisión de su entrenador en el punto más efervescente. Los Spurs se dieron cuenta de que les habían dejado el resquicio, la puerta abierta, y lo aprovecharon para seguir con su plan, ponerse de nuevo por encima y llevarse la victoria sin que Zion Williamson pudiera remediarlo. 

22 puntos en 18 minutos para Zion, con 8/11 en tiros de campo y sumando 7 rebotes. El mejor debut de un jugador en la historia de los Pelicans, el único jugador en la historia que ha hecho un debut con 4/4 en triples, el único desde que existe el reloj de posesión que consigue tantos puntos en tan poco tiempo... Son varias las marcas batidas en esta primera aproximación de Williamson. Queda lo mejor, pero el sabor de boca que ha dejado es de los que se recuerda para toda la vida.