NBA

Notición en la NBA: Zion Williamson debutará el jueves

El número 1 del último draft se habría perdido, si se cumple esta información, la mitad exacta de la temporada. Su primer partido sería en Nueva Orleans ante Utah Jazz.

Por fin, llega una de las noticias más esperadas en la NBA: Zion Williamson, el número 1 del último draft de la NBA, hará en principio su debut oficial en la liga el jueves, en el partido que sus Pelicans (02:00) hora española, jugará en Nueva Orleans (donde la expectación será máxima, claro) ante Utah Jazz, uno de los equipos más en forma del Oeste y de la NBA. Esta información ha sido adelantada por el periodista Mitch Lawrence, que afirma que ese es el plan salvo que surjan imprevistos durante los entrenamientos de esta semana.

Zion Williamson jugará el partido 42 de su equipo en la temporada 2019-20. Los Pelicans llevan 40 (14-26) y disputan uno antes contra los Pistons. Por lo tanto, si se cumplen estos plazos se habría perdido exactamente la mitad de su primera temporada en la NBA por la lesión de rodilla que sufrió en la recta final de la prettemporada, donde había deslumbrado: Se perdió el choque ante los Knicks del 19 de octubre y no ha vuelto a jugar. En los cuatro partidos amistosos que sí disputó antes de ese, promedió 23,2 puntos, 6,5 rebotes y un increíble 71,4% en tiros (35/49).

Después se complicó la situación con uno de los rookies más esperados de los últimos tiempos (tal vez el que más revuelo provocó desde LeBron James) y se llegó a cuestionar si acabaría debutando o se tomaría toda esta primera temporada para recuperarse y prepararse para el exigente ritmo de viajes y partidos de la NBA. El ala-pívot de 19 años (no cumple 20 hasta julio) pasó por el quirófano en octubre, antes del inicio de la Regular Season 2019-20, con un plazo para su regreso que se fijó en 6-8 semanas y que se rebasó sin noticias claras y con informaciones que apuntaban a que los Pelicans querían no solo que la rodilla de Zion curara bien sino que el jugador cambiara sus movimientos para hacer menos probable nuevos problemas físicos en el futuro.

Según Jorge Sedano de ESPN, la franquicia de Louisiana ha estado enseñando a Zion “a andar y correr de nuevo” con un reajuste en su cadena cinética más adaptado a un físico nunca visto en las cancha de la NBA: casi 130 kilos, menos de dos metros de altura (1,98) y una mezcla de potencia y elasticidad que hace que sus rodillas absorban mucha carga en cada partido. Ahora Zion ve por fin la luz al final del túnel, y la NBA espera con los brazos abiertos al que está llamado a ser uno de sus referentes en los próximos años. La era Zion está, por fin, a punto de comenzar.