NBA | DRAFT

El top-5 del 'draft', una incógnita tras la lesión de LaMelo Ball

El base, hermano de Lonzo, estaba brillando en Australia, pero una inoportuna lesión le ha cortado la progresión. Era candidato a ser nº1.

LaMelo Ball
Anthony Au-Yeung GETTY IMAGES

El Draft NBA 2020 se ha llenado de incertidumbre en este inicio de año. Hacía ya varios en los que había uno, dos o tres favoritos claros para ser número 1 ya a estas alturas, pero esta vez no es así. La pelea por los puestos está abierta y eso hace el evento del todo impredecible. 

La llegada del afamado LaMelo Ball a la NBL australiana tras sus idas y venidas en high school, la NCAA con UCLA, la aventura lituana con el Vytautas y la de la liga (JBA) que creo su padre, LaVar, para hacerles brillar más le catapultó, pero tenía que poner más de su parte. Y el jugador lo hizo. Pero no va a ser suficiente. Su buen juego en Illawarra Hawks, mejorando aspectos en los que antes flojeaba y promediando 17 puntos, 7'4 rebotes y 6'8 asistencias en 12 partidos, le colocó como número 1 en las predicciones para este próximo draft. LaMelo, sin embargo, se lesionó en un entrenamiento a principios de diciembre, su recuperación no ha ido por el mejor camino y su baja es, de momento, indefinida; podría no jugar más con el equipo australiano, ya que el equipo va colista (5-15) y necesita un milagro en lo que resta para jugar los playoffs. Esto supone un verdadero problema por lo siguiente: la mayoría de GMs de la NBA, como bien apunta Jonathan Givony en ESPN, no han podido verle in situ, esperaban hacerlo en el enfrentamiento de diciembre con el también candidato a top-5 R.J. Hampton (New Zealand Breakers), y ya deberían esperar a los entrenamientos privados y al Draft Combine, lo que torpedea ya de salida los informes que se hagan sobre él al no poder verle al máximo nivel. 

La expectación por LaMelo Ball ha caído, pero no es la única. James Wiseman, quizás el hombre alto más intimidante y con más potencial de esta camada, ya no está ni en la NCAA tras el escándalo económico en el que fue involucrado junto a 'Penny' Hardaway y la Universidad de Memphis. Cole Anthony, hijo del exNBA Greg Anthony, era otro de los que estaba en el podio de los mocks hasta caer también lesionado. 

RELACIONADO | Así sería la primera ronda del Draft 2020

Anthony Edwards, de Georgia, es el que ha tomado algo de delantera. Y atención especial a dos miembros del baloncesto europeo que están entre los diez mejores ahora mismo según Sports Illustrated, Nico Mannion (que ya ha debutado con Italia, el país donde su madre brilló como jugadora de voleibol) y Deni Avdija (de Israel y verdugo de la sub-20 de España el pasado verano).